La directora peruana María José Moreno presenta “Lima en la Piel” en la Competencia Oficial Latinoamericana en el Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente (BAFICI).

Algo de la premisa del documental vira en la idea de que la vida de una ciudad puede leerse en las grietas que surcan la piel de sus vecinos más longevos. Cuatro destinos conforman este singular escorzo de Lima: Anita, la prostituta más vieja del lugar; Gloria, la única pescadora del puerto, y Carmen y Juan, una pareja de actores ancianos aún en actividad.

Extraña modestia y orgullo

“Lima en la Piel” no hace gala de la miseria, no la hace pasar como pintoresca como se suele realizar en muchos casos, con la ambición de enaltecer la cultura popular latinoamericana pero que terminan, casi siempre y sin querer, pivoteando en una dicotomía entre pueblos empoderados o sumidos en las miserias de la injusticia social.

La modestia de la película estaría en esta característica de no tender a sobrecargar de heroísmo simples supervivientes de un sistema que los desplazó, cuya cualidad es la de la dignidad que defienden por sobre el trato indigno que han recibido en la historia.

Sin embargo, la película de María José Moreno guarda cierto recelo y obstinación en el territorio que, sin dudas, refleja parte de sus recuerdos e identidad. El orgullo por sostenerse en sí mismos y de la directora en darle voz a quienes nunca la tuvieron hace al documental tajante en la interpelación.

Además, la película homenajea la ciudad y piensa en sus habitantes como parte fundamental de la historia de la identidad real y como quienes tejen el futuro.

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.