La competencia de fútbol a nivel clubes más atractiva del mundo llega a su instancia decisiva y, con los encuentros de vuelta por semifinales de esta semana, se definieron los dos equipos que se darán cita el sábado 3 de junio en Cardiff, Gales, en búsqueda de la gloria continental y el pasaje a la Copa Mundial de Clubes de la FIFA. El arbitraje quedará bajo la responsabilidad del alemán Felix Brych.

Los dos mejores

De esta manera, Juventus y Real Madrid volverán a enfrentarse en una final de UEFA Champions League como en la temporada 1997/1998, cuando el club de la capital española se impuso en el Amsterdam Arena por 1-0 con gol de Predrag Mijatovic. De todas formas, el historial entre ambos es mucho más que parejo, ya que en 18 juegos cada uno se quedó con 8 triunfos (y dos partidos igualados), aunque la Vecchia Signori se impone en cantidad de goles marcados (21 ante los 18 del Merengue).

A la definición llegan con total autoridad y merecimientos dentro del campo de juego. Juventus dejó en el camino en semifinales al Mónaco por 2-0 y 2-1 (previamente sacó de competencia a Porto y Barcelona) mientras que Real Madrid goleó al Atlético de Madrid por 3-0 y cayó por 2-1 en el Vicente Calderón (en octavos dejó atrás a Napoli y en cuartos de final a Bayern Munich).

Vale recordar que la Juventus tiene 2 títulos continentales tras la obtención en 1985 y 1996, a diferencia del Real Madrid (el máximo ganador del certamen y que también tiene al goleador histórico -Cristiano Ronaldo con 104 goles en 143 partidos-) que ostenta 11 en su haber (1956 a 1960, 1966, 1998, 2000, 2002, 2014 y 2016).

La “otra” copa

Por otra parte, la Europa League también tiene a sus finalistas y se trata del Manchester United y Ajax. El club inglés se midió ante Celta de Vigo y con la victoria 1-0 y el empate 1-1 ante los dirigidos por Eduardo Berizzo va por la única copa que le falta en sus vitrinas (dejó en el camino a Rostov en octavos y Anderlecht en cuartos de final). Enfrente estará el renovado Ajax de Holanda, que se sacó de encima al Olympique Lyonnais con una goleada 4-1 en el juego de ida y una caída con sufrimiento en la revancha y con un resultado de 1-3 (antes eliminó a Copenhague y Schalke 04) para ir en búsqueda de su segunda Europa League (ganó en el viejo formato en 1992 ante Torino con dos empates por 2-2 y 0-0 pero bajo la regla del “gol de visitante”).

El historial entre los dos clubes está pardo, con cuatro juegos y dos victorias para cada uno. Los Diablos Rojos contabilizan 5 goles a favor mientras que los holandeses anotaron en 3 ocasiones.

Ambos conjuntos se verán las caras el miércoles 24 de mayo en el Friends Arena de Estocolmo, Suecia, en lo que será una final con clubes que cuentan con extenso historial en las máximas competencias europeas.

puntocero 2016

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.