Estados Unidos decidió eliminar la neutralidad de la red. De esta manera, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) votó el pasado jueves, con tres partes a favor y dos en contra, avanzar con la iniciativa de Ajit Pai, presidente de FCC, para “ponerle fin a reglas torpes que desalientan la inversión y la innovación”, como expresó el representante del organismo.

Recordemos que la administración de Barack Obama había implementado la neutralidad en el año 2015 con el objetivo de no permitir que se discriminen contenidos y así garantizar igualdad y un sistema con mayor libertad en internet. Es decir, la neutralidad de la red establecía que la conexión a la red de redes era un servicio público y que no hay quien tenga poder sobre otros para determinar quién puede acceder a qué y qué empresas tienen prioridades por sobre otras. Al haberse avanzado con el proyecto, un usuario no tendría el mismo acceso a la información, ya que las compañías que regulen el tráfico podrían elegir qué medios tienen prioridad y hasta cobrar diferentes cánones para mantenerse activos. Por ejemplo, tu servicio de internet (si lo tuvieras en Estados Unidos) podría posibilitar el acceso solamente a YouTube para ver videos si Google, dueña de la plataforma, firmara un contrato o lograra un trato preferencial con la empresa.

“Controlar el flujo de la información”

Así, las críticas no se hicieron esperar y la propia comisionada de la FCC, Mignon Clyburn, se manifestó contraria a la decisión: “Se están entregando las llaves de internet a un puñado de corporaciones multimillonarias”, declaró. Precisamente, estas empresas serían Google, Facebook, Apple y Microsoft, entre otras. Al respecto, desde la cuenta oficial de Netflix en Twitter publicaron que “estamos decepcionados con la decisión de destruir las protecciones de la neutralidad de la red que marcaron el inicio de una era sin precedentes de innovación, creatividad y compromiso cívico”.

Otra voz que se expresó contra la decisión de la Comisión es la de Burt Neuborne, docente de Libertades Civiles en la Facultad de Derecho de la Universidad de New York: “El riesgo ahora es que los grandes proveedores de internet exploten su capacidad de controlar el flujo de la información, dando privilegios a aquellos portales que estén dispuestos a pagar por una mayor velocidad”.

Una guerra digital

Antes de entrar en vigencia, que será a los 60 días de oficializarse en el Registro Federal, el presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones afirmó que “es hora de restaurar la libertad en internet. Estamos restaurando el marco que ha gobernado internet durante la mayor parte de su existencia”.

De todas formas, hay un atisbo de esperanza ante la decisión gubernamental, porque apenas se dio a conocer la eliminación de la neutralidad de la red en Estados Unidos, diversas agrupaciones y empresas anunciaron que llevarán el caso hasta la Justicia. Comienza una nueva batalla por el dominio de internet y, en una época en la que los norteamericanos atraviesan un crudo invierno, el tema levanta temperatura.

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.