Si pensáramos a las redes sociales como un negocio, podemos advertir el origen meramente comercial de estos. Claro, con las distintas plataformas las grandes marcas podían llegar a un amplio público y, de esa manera, hacerse más conocidas. Lo que no sabían los desarrolladores era la explosión mundial que iban a tener estos nuevos servicios a nivel social. Año tras año, se iban multiplicando la llegada de nuevos usuarios (como vos o como yo) y cada día los contenidos que se publicaban iban en aumento. El fin seguía siendo el mismo, pero nosotros logramos aprovechar estas nuevas tecnologías al máximo e integrar nuestras experiencias.

Con el paso del tiempo las plataformas digitales fueron evolucionando. Actualmente, ¿no te pasa que habiendo tantas redes sociales ya no sabés cuál usar? ¿Te parece que todas ofrecen lo mismo y solo cambia el nombre? Es que dado a este gran crecimiento, las redes van perdiendo usuarios. Fijémonos en Facebook, por ejemplo. Según la empresa alemana Statista, líder en datos de mercado sobre los consumidores, Facebook tenía alrededor de 2.130 millones de usuarios hasta el año pasado. Sí, es un gran número pero solo unos 1.400 millones accedían a su perfil. Además, el tiempo que se le dedicaba bajó y se ubica en 50 millones de horas. Para el creador de la plataforma, Mark Zuckerberg, esto es grave porque aunque el 2017 haya sido un año de mucho crecimiento, “también fue difícil”.

¿Por qué las personas se alejan de las redes sociales tradicionales? Podemos pensar infinitas razones, como que la vida no pasa por una pantalla ni tampoco por una cámara o también porque se produce un agotamiento virtual. Lo que quiero decir es que, tal vez, nos sentimos muy demandados por los medios al tener que publicar los contenidos en distintas plataformas. ¿Qué harías si una aplicación te propone usar todas las opciones comunicacionales en un solo lugar? Voy a decir esto último más sencillo: todas las redes sociales en un único soporte. Ahora voy a ponerme “terminológica” y explicarte que aparecen en escena alternativas que integran un mashup de redes comunicacionales en una sola interfaz, es decir, en un solo sitio donde se combinan una serie de servicios simples.

Vero

Aquel es el caso de Vero, que en lo últimos días demostró ser relevante aunque haya sido creada en 2015 por el libanés Ayman Hariri. Para el cofundador y CEO, según su criterio, Vero se presenta como un soporte auténtico que humaniza los vínculos sociales en línea. Se la denomina True Social (“verdaderamente social”) porque pretende reflejar los momentos de tu vida dentro del ámbito tecnológico. Además, intenta intercambiar fotos, videos, lugares, música, links, me gusta (o mejor conocido como likes) y newsfeed (actualización de noticias). Al pretender ser una competencia de Facebook, Instagram y Twitter, Vero se anuncia con un alto grado de privacidad dado que los contenidos que se publican pueden compartirse entre amigos más cercanos, íntimos o simplemente conocidos.

En conclusión, es evidente que la tecnología está en un constante crecimiento y nos sorprende continuamente. Sin embargo, en este caso se puede advertir cómo los usuarios son todavía los que pueden bajarle el pulgar a una o más redes y generar otras nuevas. A medida que las viejas redes sociales pierden usuarios, los desarrolladores de futuras aplicaciones verán esto como una gran ventaja para posicionarse y ganar adeptos.

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.