Los fenómenos naturales son cambios producidos en la naturaleza. El clima, como proponen la mayoría de los científicos, debería tener cierto balance y los fenómenos naturales forman parte de ello. Aunque algunos afectan gravemente a los humanos y su entorno, como el caso de los terremotos, los tsunamis y los tornados.

Los fenómenos naturales no pueden evitarse, pero su impacto en las naciones por donde se desplazan sí pueden reducirse con efectivas políticas gubernamentales.

Los desastres naturales hacen referencia a la cantidad de pérdidas materiales y humanas que se dan en un determinado lugar a causa de un fenómeno natural. La pérdida material sumada a las perdidas de vida humana y animal, son una gran constante en los países que por sus características geográficas están en mayor riesgo.

En 2018 ocurrieron al menos siete desastres naturales que dejaron cientos de víctimas, pérdidas materiales y huellas imborrables para las sociedades de todo el mundo.

Tsunami en Indonesia

El tsumani del sábado 22 de diciembre en las costas del estrecho de Sonda, entre las islas de Java y Sumatra, en Indonesia, dejó 222 muertos, 843 heridos y más de 35 personas desaparecidas. Además de decenas de edificios dañados por la fuerza del mar. La cifra de víctimas fue confirmada este domingo por la Agencia Nacional de Gestión de Desastres a través de su portavoz, Sutopo Purwo Nugroho. El tsunami, que llegó a la costa entre las 21:27 hora local y las 21:35 del sábado tomó por sorpresa a los isleños.

Terremoto en Indonesia

Parece que la naturaleza no le da respiro a esta isla. El terremoto de magnitud 7.5 y tsunami ocurrido en Indonesia el pasado viernes 28 de septiembre en la Isla Célebes, lleva hasta ahora 2.045 muertos y más de 5.000 mil desaparecidos.

Terremoto en Papúa Nueva Guinea

El 25 de febrero de 2018 un terremoto de magnitud 7.5 sacudió Nueva Guinea provocando el aislamiento de pueblos enteros. Papúa Nueva Guinea se sitúa en el llamado “cinturón de fuego” del Pacífico, una región de alta actividad sísmica por las fricciones entre las placas tectónicas. El terremoto sacudió el interior montañoso del país, aisló pueblos enteros y 125 personas murieron.

Tormenta de polvo en la India

El 2 y 3 de mayo, las fuertes tormentas de polvo, que provocaron feroces vientos y relámpagos, dejaron en la India al menos 125 víctimas fatales y 120 heridos. En el Estado de Rajasthan, al menos 31 personas murieron y alrededor de 120 resultaron heridas después de que los vientos derribaron más de 8.000 postes de electricidad y arrancaron cientos de árboles. La mayoría de las muertes ocurrieron después de que las paredes y los techos de las casas colapsaron en el medio de la noche.

Según el comisionado de socorro de la autoridad de gestión de desastres del estado de Uttar Pradesh, Sanjay Kumar, el alto número de víctimas es el resultado de personas que quedaron atrapadas bajo escombros caídos.

Inundaciones y derrumbes en Japón

En julio las inundaciones y derrumbes de tierras que se dieron en Japón dejaron al menos 100 personas fallecidas y unas 58 desaparecidas. Miles de casas quedaron dañadas, e incluso las que permanecían intactas quedaron impactadas. Cerca de 17.000 habitantes quedaron sin energía eléctrica y las líneas telefónicas estuvieron caídas a lo largo de varias prefecturas.

Dos millones de personas fueron forzadas a dejar sus casas, asesorados o bajo órdenes del gobierno. Algunos, ante la desesperación se sintieron incapaces de irse de sus casas y se refugiaron en los tejados cuando las inundaciones repentinas se tragaron todos los accesos.

Tifón Mangkhut en Guam, Filipinas y China

A mediados de septiembre el tifón Mangkhut tocaba suelo filipino y dejaba al menos 65 muertos. Además, se desplazó a China donde dejó otras cuatro víctimas fatales y 2,5 millones de habitantes del sur del país tuvieron que ser evacuados.

En Filipinas, 33 mineros fallecieron y otros 29 desaparecieron después de que las lluvias causaran un deslizamiento de tierra en una mina en Itogon, en el norte del país, según la prensa local. En Hong Kong, el temporal dejó más de 200 heridos y causó daños en edificios, la suspensión de los servicios de transporte y un apagón.

Huracán Florence, Estados Unidos

El huracán Florence, el poderoso ciclón tropical de categoría cuatro que tocó Carolina del Norte, Estados Unidos, en septiembre, dejó a su paso 42 muertos.

La cifra de fallecidos por las inundaciones y fuertes lluvias provocadas por el fenómeno fue de forma ascendente. Las víctimas fatales se dieron en Carolina del Norte, a las que hay que sumar Carolina del Sur y Virginia.

El potente huracán inundó grandes zonas de la región y afectó los suministros eléctricos de 650 mil hogares que quedaron sin luz en el sureste del país. Fue registrado como el segundo ciclón que más lluvias ha arrojado en Estados Unidos durante los últimos 70 años, solo superado por el huracán Harvey.

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.