Análisis sobre homicidios

  • 0 Comentarios
  • 80

El Instituto de Investigaciones del Consejo de la Magistratura de la Nación presentó el 7º Informe sobre homicidios dolosos que, en esta oportunidad, agrupa las estadísticas sobre estos delitos ocurridos durante el 2016 en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires. El presidente del Consejo, el doctor Miguel Piedecasas, señaló que para mitad del corriente año se incorporarán los datos correspondientes a 2017.

La finalidad de estos informes es permitir el “diseño de las políticas judiciales en todos los ámbitos para mejorar el servicio de justicia”, remarcó Piedecasas. La tarea del instituto, que integra la Unidad de Derechos Humanos, Género, Trata de Personas y Narcotráfico, con informes durante 7 años, se enmarca en “una política de Estado del Consejo de la Magistratura que es el control de gestión y evaluación sobre parámetros objetivos”, agregó el titular del organismo.

“El documento se realizó basándose en el contenido de los expedientes judiciales concretos porque es nuestro ámbito de competencia”, explicó Piedecasas e indicó que la correcta articulación con otros ámbitos permitirá “un análisis profundo, cierto y objetivo sobre el diseño de esas políticas judiciales”.

Quiénes son las víctimas

En números concretos, a lo largo de 2016 en la Ciudad de Buenos Aires se registraron 147 víctimas de delitos dolosos, un 5,09 cada 100 mil habitantes si tenemos en cuenta una población total de 2.890.051 personas, según datos del último censo poblacional. Esto significa un descenso del 16% en comparación con el 2015 (175 casos).

Si consideramos el género, el 88% de las víctimas de los homicidios dolosos fueron varones y solamente 8 eran mujeres, es decir, un 12%. Esta relación se invierte al tener en cuenta a los victimarios, ya que eran mayormente hombres (85 por ciento), un 4% mujeres y se desconoce el sexo en el 11 por ciento restante. Los femicidios registran una disminución del 42 por ciento respecto del 2015.

En lo que hace a la edad de las víctimas, el informe señala que casi el 80% tenía entre 18 y 50 años y que son menores de edad en el 6,91% de los imputados.

Una mayoría de las víctimas era de nacionalidad argentina (70%) y de los extranjeros predominan la paraguaya (16 casos) y la peruana con 13. Por el lado de victimarios, el porcentaje se reparte en un 40 por ciento para argentinos y el 14 por ciento extranjeros, desconociéndose la nacionalidad en un 46% de los casos.

Cómo y dónde

Respecto al móvil y contexto de los homicidios, el informe los divide en las siguientes categorías:

Discusión, riña o venganza: homicidios motivados por discusiones o venganzas que generan peleas callejeras, grescas, conflictos entre bandas o ajustes de cuentas.

Robo: son los casos en que el homicidio se produce en el marco de algún delito contra la propiedad.

Conflicto intrafamiliar: homicidios ocurridos en contexto “interno”. Aquí se incluye la violencia de género, la celotipia, el maltrato infantil y demás actos relacionados.

Legítima defensa: son hechos en los cuales el homicidio tiene lugar en defensa propia o de un tercero. Esta categoría engloba el actuar de las fuerzas de seguridad (legítima defensa policial) y civiles (legítima defensa civil).

Intervención policial: se da cuando el homicidio sucede en circunstancias en las que integrantes de las fuerzas de seguridad ejercen sus funciones.

Otros: son los homicidios que presentan particularidades propias que impiden su clasificación en las categorías anteriores.

Desconocido: son los casos cuyo móvil no ha podido ser identificado al momento del relevamiento.

Un análisis de los expedientes demuestra que en cantidad de sucesos se dividen de la siguiente manera según el móvil y el contexto del hecho:

Discusión, riña o venganza 57, intervención policial 4, legítima defensa 5, desconocido 29, robo 27, conflicto intrafamiliar 16 y otros 9.

El móvil principal de los homicidos fue “discusión o riña, ajuste de cuentas o venganza” (38,78%). En el 19,73 por ciento de los casos se desconoce la motivación de los hechos. El “robo” seguido de homicidio representa un 18,37%, mientras que el “conflicto intrafamiliar” concentra el 10,88%. Por su parte, “legítima defensa” abarca 3,4%, “otros” un 6,12 e “intervención policial” comprende el 2,72%.

Distribución geográfica

Durante 2016, los barrios porteños que registraron mayor concentración de homicidios fueron Flores, Retiro, Barracas y Villa Lugano.

En Flores se produce un descenso en los homicidios (28 víctimas) respecto al año 2015, en el que se registraron 40, aunque se reitera la cantidad de víctimas del año 2014.

En Retiro, el descenso es aún mayor, pues las víctimas fueron 16 el año en estudio mientras que en el 2015 fueron 30.

En Barracas se registraron 16 víctimas, dos menos que en el 2015, un descenso que se mantiene por segundo año consecutivo (34 víctimas en 2014).

En Villa Lugano, respecto al 2015, se produjo un aumento en el número de víctimas que pasa de 11 a 14.

Sin embargo, las cifras siguen siendo importantes en barrios de emergencia en donde resultaron víctimas 67 de 147, lo que representa el 45,57% de los homicidios. Se destacan entre estos barrios la Villa 1-11-14 (21 víctimas), la Villa 31-31 bis (15 víctimas) y la Villa 21-24 (13 víctimas).

puntocero 2016

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.

Comentarios Facebook

Comentarios.cero