El 2019 estará marcado por grandes definiciones electorales en América Latina. Varias naciones clave para el continente tendrán que elegir en comicios. Los meses de octubre y noviembre serán importantes para la región y todo apunta a transformaciones profundas en los gobiernos y los países.

2018 agitado para Latinoamérica

El año que concluye dejó cambios en las cúpulas de los gobiernos de Paraguay, Colombia, México y Brasil, que eligieron nuevo mandatario. La posibilidad de la centro izquierda de llegar al poder en México y Colombia, fue una constante que terminó con López Obrador como nuevo líder en las tierras del mezcal y el tequila. Y con una derecha fortalecida en Colombia tras la elección del presidente más joven y menos experimentado en la historia del país cafetero. Sin embargo, el pulso lo marcó Brasil tras la victoria de Jair Bolsonaro, fuerte contrincante de ultraderecha que dejó a Lula da Silva con ganas del regreso al poder.

Por su parte Argentina, Bolivia y Uruguay tendrán comicios presidenciales que podrían redibujar el mapa político regional. El Salvador iniciará la ronda electoral en febrero y, tras dos períodos, la izquierda cedería el poder a la derecha.

Asimismo, Cuba también estuvo llamada a estrenar nuevo presidente en 2018, aunque el proceso que determinó al sucesor de Raúl Castro en abril fue muy diferente al del resto de los países de la región. Miguel Díaz-Canel obtuvo el 99,83% de los votos de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Decisiones difíciles

En las elecciones de 2019, los argentinos elegirán a un presidente y vicepresidente de la Nación para el período 2019-2023. Los posibles candidatos aún no muestran sus rostros, pero ya se tejen estrategias y posibles alianzas. Agustín Rossi, María Eugenia Vidal, Cristina Fernández y Sergio Massa siguen siendo los nombres más sonados en los oídos de los argentinos.

Según la encuesta Management & Fit (perteneciente al Grupo Clarín) de octubre de este año, ningún candidato a presidente alcanza el 40% de votos, es decir, el mínimo necesario para ganar en primera vuelta y, en consecuencia, el escenario es de balotaje. En la puja general, los dos dirigentes que siguen en punta son Mauricio Macri y Cristina Fernández. De los otros postulantes, el más cercano es Sergio Massa, pero aún está lejos.

Por su parte, Bolivia enfrenta unas elecciones con protestas por el posible cuarto periodo presidencial de Evo Morales, a quien le espera un año con muchas trabas. El primer presidente indígena de América Latina abandona las ancestrales tradiciones aymaras de rotación en el poder comunal y se acerca peligrosamente al destino de muchos de los colegas de su región: eternizarse en el poder tras convertirse en el presidente democrático latinoamericano con más tiempo ininterrumpido en el cargo.

Mientras tanto, Uruguay se divide entre los adeptos al Frente Amplio y la Izquierda. Las encuestas dan cuenta de un escenario poco favorable para la coalición y a eso se suma la falta de un candidato claro. La imposibilidad de que el presidente Tabaré Vázquez vuelva a postularse en 2019 y el retiro de José Mujica crean un ruidoso panorama en el país vecino.

Vendrá una oleada de cambio para América Latina y la decisión de la misma será responsabilidad ciudadana.

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.