Es de público conocimiento que la República Argentina se encuentra en momentos críticos de crisis y transformación. Los conflictos están a la orden del día, una gran parte del pueblo no está contenta con sus gobernantes y lo hace saber. Pero, ¿cómo entender todos estos movimientos desde la perspectiva astrológica para poder conocer las energías disponibles y estar mejor predispuestos o preparados para lo que viene? Aquí te contamos.

Un país de opuestos

Argentina es un país canceriano y de Luna en Capricornio. Cáncer y Capricornio son signos opuestos, por lo cual, la Luna que se halla en casa 4, que representa al pueblo, se opone al Sol en casa 10, que representa a la Patria, al gobierno. Una Luna en Capricornio en casa 4 hará sentir al pueblo una sensación de carencia, de que siempre falta y que solo contamos con lo necesario para sobrevivir, reservando un poco para los tiempos muy difíciles. Sentirá desamparo por parte de quien debe velar por sus derechos y, a la vez, se opondrá una vez asumido el gobierno, sea el que sea. El gran desafío para nuestro país es integrar estas dos energías para que el Estado pueda realmente ser uno que cuide, nutra, beneficie y proteja (en fin, un Sol en Cáncer) y el pueblo pueda respetar a sus autoridades y sus decisiones.

El retorno de Júpiter para Argentina

El 12 de octubre el planeta Júpiter, regente de Sagitario y co regente de Piscis, entró en el signo de Escorpio, marcando el regreso al lugar natal del planeta Júpiter en la carta de la República Argentina, que es en el grado 0 de Escorpio. Se abre un nuevo período de 12 años de transformación profunda, lo que se verá reforzado por la energía de recepción mutua entre Plutón en Capricornio y Júpiter en Escorpio, durante un año. Es un tiempo de saneos, de sacar a la luz lo que estaba escondido y Saturno, con su entrada a Capricornio, signo que rige y en el cual está muy cómodo, dará lugar a sanciones de leyes y cuestiones judiciales profundas.

Por estos motivos es muy importante tener en cuenta que Júpiter rige la casa 3 y la casa 6 en la carta natal argentina, que representan el comercio, la comunicación y los gremios, las agrupaciones. Las movilizaciones ya vemos que están a la orden del día y en esto hay que tener cuidado: Júpiter en Escorpio no solo nos transforma sino que puede mover las cosas más oscuras en cuanto a lo comercial, por lo cual habrá que estar atento a estafas o a que en verdad nos estén diciendo una cosa y hagan otra, sobre todo por la nebulosa de Neptuno en Piscis que transita la casa 6 (como dijimos, de gremios y agrupaciones), haciéndonos creer que tal vez vamos por un camino de justicia cuando no es así.

Cómo afrontar estos tránsitos

Se aconseja realizar la propia carta natal junto con la revolución solar individual. Si bien como país seremos afectados por las influencias planetarias descritas, el crecimiento personal y las metas que este año nos pongamos serán fundamentales para atravesar este momento. Y, ante todo, colaboración con el prójimo, respeto y por fin integrar el aprendizaje de nuestro ascendente en Libra (como país) que equilibra, embellece y tiene en cuenta al otro. Puede que eso como nación nos lleve muchos años, pero todo camino comienza con el primer paso.

Bendiciones para nuestra bella Argentina.

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.