El jueves 25 de enero se estrena “Barrefondo”. Esta es la primera ficción del documentalista Jorge Leandro Colás y está basada en el libro homónimo de Félix Bruzzone, escritor, editor y piletero argentino.

¿De qué se trata “Barrefondo”?

Tavo (Nahuel Viale) es un piletero del Conurbano bonaerense. Sus agobiantes y rutinarios días de verano, limpiando piletas de quintas y countries, son interrumpidos por la oferta del Pejerrey (Sergio Boris) y su banda. A cambio de dinero, debe entregar información de las casas en las que trabaja para que ellos las puedan robar con mayor facilidad. Además, lo amenazan y dejan a Tavo sin opción a negarse.

Simple y prolija

“Barrefondo” es una película que en sus primeros minutos instala todos sus elementos de la puesta en escena y lo hace con una efectiva simpleza y cierta quietud.

Más adelante se van a sumar los momentos que vienen para alterar esta quietud instalada. Ya en este punto, la tensión creciente terminó por atraparnos por completo y no va a ser posible dejar de ver la película.

El desarrollo es prudente y con una muy cuidada coherencia que hace a la prolijidad entera del film, resultando amena la visualización al cien por cien.

Buen retrato del Conurbano

Al fin una película no se vale de los clichés para retratar el Conurbano bonaerense.

“Barrefondo” construye su propio ecosistema social, cultural y económico a nivel particular con los protagonistas y a nivel global con su entorno. Sin dejar de ser el retrato de un contexto real, resulta una mirada fresca y renovadora que refleja más matices que los que estamos acostumbrados a ver.

Los actores y los personajes

Los personajes que más vemos en pantalla están interpretados por Nahuel Viale, Sergio Boris, María Soldi y Claudio Da Passano. Sus interpretaciones son justas, efectivas y creíbles. Por otro lado, hay un genial trabajo en la construcción de los vínculos entre ellos y los diálogos son siempre redondos, no hay una línea de más y en el registro y tono actoral encajan realmente muy bien.

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.