Según los expertos, cuando amanece aumenta la presión arterial y cesa la secreción de melatonina. La temperatura corporal empieza a subir. El cortisol tiene su pico más alto y aumenta la glucosa. En los hombres también se produce un pico de testosterona. El organismo se prepara para un nuevo día.

Teóricamente, es el momento ideal para levantarse pero también lo puede ser para tener una buena faena sexual. A partir de la apertura de los ojos, el cuerpo se prepara para comenzar con el día y nuestro cuerpo, como un relojito suizo, comienza con sus tareas. Estimular el organismo con una buena descarga sexual puede traer beneficios que no imaginabas para tu salud física y mental.

Las ventajas del sexo mañanero

Aumento del sentimiento de placer y felicidad. La dopamina es una de las hormonas más importantes en el sexo. Es la responsable de activar el deseo sexual y, cuanto más a menudo practicamos el sexo, se genera en mayores cantidades. El placer es el principal sentimiento asociado a esta hormona que recibe también la denominación de “la hormona del amor”. Generar esta hormona nos hace, sin dudas, sentirnos más felices.

Aumento de las defensas del cuerpo. Al igual que el ejercicio planificado, el sexo estimula el sistema inmunológico y aumenta los niveles de anticuerpos que atacan a los virus, bacterias y hongos que pueden llegar a afectar tu salud. Tener sexo mejora tu condición física y, además, crea en el organismo una estimulación positiva de defensas naturales.

Mejora y protege el corazón y los vasos sanguíneos. Un trabajo publicado en la revista científica “The American Journal of Cardiology” concluyó en su investigación que, en relación a los hombres que practicaban sexo dos veces a la semana, disminuían hasta un 50% el riesgo de padecer un infarto frente a quienes tenían relaciones sexuales solo una vez al mes. Y en las mujeres mejora el ritmo cardíaco y la circulación sanguínea.

Pérdida de peso y motivación. El ejercicio que se logra durante una sesión de sexo es la equivalente a quemar 40 calorías en 10 minutos. Ni en el esfuerzo de maratón más arduo se podría quemar esa cantidad sin la adrenalina que causa el sexo.

Practicar regularmente algún tipo de rutina o ejercicio causa motivación y placer diario. Combina esta con un encuentro sexual mañanero y apasionado.

Así que ya no hay excusa. Un buche rápido de agua fría será suficiente para el aliento vespertino. Y el resto será cuestión de la imaginación y el deseo. Estamos ante la mejor manera de comenzar el día y combatir el estrés de la rutina.

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.