Ante casi 45.000 personas en el estadio CenturyLink Field en Seattle, el seleccionado argentino cerró su participación en la fase de grupos con un partido impecable ante un rival que no supo ni pudo estar a la altura de la competencia. El conjunto boliviano fue rápidamente controlado por la presión efectiva del equipo que dirige Gerardo Martino y con mucho quite de pelota y con ahogo en la salida del ya eliminado plantel que comanda Julio César Baldivieso, no demoró en abrir el marcador.

Así, a los 12 minutos Erik Lamela se encargó de lanzar un tiro libre y el remate se desvió en la barrera para colarse en el palo contrario al que se dirigía el balón. Por eso el lamento del arquero Carlos Lampe, que vio cómo se ponía en ventaja Argentina. Apenas dos minutos más tarde, un cabezazo de Gonzalo Higuaín frente al arco tenía a Lampe para evitar el gol, pero el rebote que dio el guardametas solo sirvió para que Ezequiel Lavezzi haga una pirueta en el aire y ponga el resultado 2-0 en solo 14′.

Y el tercero era solo cuestión de tiempo. Con Bolivia totalmente perdido en el campo de juego y la única misión de evitar la goleada, nada pudo hacer cuando un remate de Lavezzi fue desviado bajo el arco por Víctor Cuesta y sellaba una victoria a la que le sobró todo un tiempo, pese al ingreso de Lionel Messi apenas iniciado el segundo periodo.

Con el triunfo asegurado y la obtención del Grupo D, Argentina aprovechó para que el partido se convierta simplemente en un entrenamiento por los puntos. Bolivia no se dedicó más que a evitar recibir más goles, puso una línea de 6 defensores y el ingreso de Diego Bejarano tenía la única misión de seguir muy de cerca al mejor de todos. Esta marca molesta y asidua provocó que lo mejor de la etapa complementaria sea las ganas de Messi de sacarse de encima la marca, con algún que otro lujo y mucho temperamento (hasta vimos una faceta poca veces mostrada por el astro del Barcelona, quien se cruzó frente a frente con Jhasmani Campos).

De esta manera, y con el 3-0 como resultado final, Argentina es el único seleccionado que culminó la primera parte de la Copa América Centenario con puntaje ideal, con mayor cantidad de goles a favor (10 tantos) y la valla menos vencida, que comparte con Venezuela (1 solo gol en contra, el de Chile en la primera fecha). Además, tiene hasta el momento al goleador de la copa, Lionel Messi, quien con menos de un partido completo en dos presentaciones contabiliza tres anotaciones.

Al respecto de lo demostrado por su equipo, el técnico Martino expresó en conferencia de prensa que “fuimos un equipo sólido, hicimos la diferencia en el primer tiempo. Después nos costó un poco, pero en líneas generales estuvimos bien durante todo el partido”, al mismo tiempo que vislumbra lo que queda del torneo a su manera: “La realidad es que hicimos una gran primera fase y llegamos bien a la recta final. Pero de nada va a servir si no ganamos todo lo que nos queda, por eso hay que seguir trabajando y enfocarnos en lo que queda”. En cuanto al próximo rival, Venezuela, el Tata cree que “es un rival que viene haciendo una gran Copa América”.

Formaciones e incidencias

Argentina: Sergio Romero; Facundo Roncaglia, Nicolás Otamendi, Víctor Cuesta y Ramiro Funes Mori; Matías Kranevitter y Ever Banega; Ezequiel Lavezzi, Sergio Agüero y Erik Lamela; Gonzalo Higuaín. Entrenador: Gerardo Martino.

Bolivia: Carlos Lampe; Erwin Saavedra, Nelson Cabrera, Edward Zenteno, Luis Gutiérrez, Pedro Azogue; Juan Carlos Arce, Alejandro Meleán, Jhasmani Campos y Martín Smedberg; Yasmani Duk. Director técnico: Julio César Baldivieso.

Cambios: apenas comenzado el segundo tiempo ingresaron en Argentina Lucas Biglia y Lionel Messi por Ever Banega y Gonzalo Higuaín, respectivamente. En Bolivia entró Christian Machado por Juan Carlos Arce. 68′ Diego Bejarano por Yasmani Duk (Bolivia), 74′ Jonatan Maidana por Otamendi (Argentina) y 85′ Carmelo Algarañaz por Martín Smedberg (Bolivia).

Goles: 12′ Erik Lamela, 14′ Ezequiel Lavezzi y 32′ Víctor Cuesta.

Árbitro: Víctor Carrillo (Perú). Estadio: CenturyField, Seattle.

Cómo sigue la Copa América Centenario

La instancia de cuartos de final tendrá a los mejores del certamen en el campo de juego los días jueves, viernes y sábado, que será de la siguiente manera:

Estados Unidos y Ecuador se medirán el jueves desde las 22:30 horas y el ganador irá a la llave que puede tener a la Argentina como semifinalista.

Perú y Colombia juegan el viernes a las 21 horas y quien pase jugará contra el vencedor del cruce entre México y Chile, que chocan el sábado a las 23 horas.

Argentina enfrenta a Venezuela el sábado a las 20 horas.

Los cuatro clasificados a semifinales jugarán el martes 21 a las 22 horas (puede ser Argentina, de eliminar a Venezuela) y miércoles 22 de junio desde las 21 horas, mientras que el partido por el tercer puesto será el sábado 25 de junio (21 horas) y la final se va a jugar el domingo 26 de junio en el Metlife, en New Jersey, desde las 21 horas.

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.