A poco menos de una semana del comienzo de la Copa Mundial, finalizó la primera fecha en todos las zonas. Como no podía ser de otra forma, el último partido correspondía al Grupo H y se enfrentaban dos selecciones que no despiertan el mayor de los intereses aunque ambos, en teoría, eran para los aficionados quienes pelearían por el segundo cupo para pasar a octavos de final.

Se trata de Rusia y de Corea del Sur, que plantearon en cancha esquemas similares y poco creativos a la hora de los ataques. Y esta tópica no es menor, ya que gracias a la falta de tácticas ofensivas ambos seleccionados hicieron del disparo de larga distancia la mejor y más efectiva de las opciones. Además, es necesario aclarar que para tentar esa vía de llegada ambos arqueros dieron muchos rebotes, por lo que no extraña que los dos goles del partido llegaran como consecuencia de esta variante.

El primer tiempo fue de ida y vuelta constante aunque sin la precisión ni profundidad necesarias para abrir el arco. Por eso, en la segunda parte del juego los entrenadores realizaron cambios que, finalmente, darían resultado. Después de tres disparos lejanos por parte de Corea que Igor Akinfeev rechazó, llegó el tanto de Keunho Lee. A los 68′ el jugador asiático encaró desde el círculo central y avanzó sin marca alguna hasta que, al acercarse a la medialuna del área se abrió, perdió la marca de Sergey Ignashevic y disparó al arco. En teoría debía tratarse de un remate intrascendente, pero el portero ruso se confió y, en lugar de tomarla con firmeza, se le escapó por sobre el cuerpo para poner las cosas 1-0.

Con el tanteador en contra y la vergüenza a flor de piel, Rusia se lanzó al ataque para pasar lo antes posible el mal trago. Y lo consiguió. Iban 74 minutos cuando Sungryong Jung rechazó con los puños un tiro a la portería, dio el rebote y Aleksandr Kerzhakov (quien había ingresado 3 minutos antes) se llevó casi puesta la pelota y a su compañero Andrey Yeschyenko para decretar el empate 1-1.

Con este resultado se dio por finalizada la primera jornada y ahora los menos favorecidos dejan de lado las especulaciones y los más confiados empiezan a brindarnos grandes espectáculos. La Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014 inicia una nueva etapa donde lo mejor, sin lugar a dudas, está por venir.

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.