Por estas horas, en Junín no se habla otro tema que no esté relacionado con el Club Atlético Sarmiento y su definición por la permanencia en Primera División, ya que la pregunta que más se realiza es: “¿Nos quedamos?”. Es por ello que en las calles, bares, boliches, lugares de trabajos, plazas o en cualquier reunión familiar o de amigos siempre está latente lo que pasará el partido que viene con el Verde. Y más aún: en el último cotejo, en el que el equipo juninense se volcará al Estadio Eva Perón para alentar al equipo con más historia de la provincia de Buenos Aires, que ha demostrado que aunque la geografía sea más chica a comparación de otras localidades, los sueños pueden ser muchísimos más grandes.

Es que el esfuerzo y el logro de la institución, junto con el apoyo de todos sus socios y simpatizantes de llegar nuevamente a la elite del fútbol argentino despierta la admiración de propios y extraños. Vale recordar que, aunque supo tocar el cielo en dos oportunidades, también vivió el infierno de cerca allá por el 2003, lo que hace más meritorio aún el presente.

Justamente, en la actualidad la localidad que se ubica en el Noroeste bonaerense, es la más chica que integra la Primera División. De hecho, la categoría está compuesta por equipos de la Capital Federal, Rosario, La Plata, Córdoba, Tucumán, Santa Fe, Mendoza, San Juan, Mar del Plata, Rafaela, Paraná y Bahía Blanca, todas plazas importantes que hasta en algunos casos representan a una provincia entera. Situación que habla a las claras de las desventajas en cuanto al público, ingreso económico, sustento de sponsors, masa societaria y de presupuesto a la hora de armar el plantel en relación a otras instituciones. Pero como se dice habitualmente en el ambiente futbolístico,”adentro de la cancha son once contra once” y vaya si sabe de esas batallas el club Sarmiento.

Al conjunto juninense le quedan dos finales por delante para saber si en el próximo tramo del año podrá volver a ver a su equipo en la categoría de mayor esplendor que puede tener el deporte en nuestro país.

Por eso, todos palpitan lo que vendrá y la hinchada ya está organizando lo que será el colorido de las tribunas de cemento, los barrios tendrán movimiento desde muy temprano, los amigos se juntarán a comer un asado al mediodía para luego emprender la caminata hacia las calles Arias y Necochea donde se encuentra el estadio, las mujeres se pondrán la pilcha verde más linda para lucir en la tribuna y diferentes generaciones (abuelos, padres e hijos) esperan unirse en un grito de gol que les permita emocionarse y comenzar a escribir la página más gloriosa de la historia del club.

La lucha por mantener la categoría

Los equipos que pelean la permanencia junto a Sarmiento son Argentinos Juniors y Temperley.

El club de La Paternal tiene un promedio de 0,931, mientras que el del Gasolero es de 0,977. Ambos se encuentran por debajo del Verde, precisamente a tres y un punto, respectivamente, en la tabla de posiciones.

Vale destacar que si en la próxima fecha el conjunto dirigido por Raúl Sanzotti pierde o empata su partido y Sarmiento gana frente a Tigre, inmediatamente perderá la categoría.

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.