El equipo que goleó a la Argentina se impuso por penales ante Dinamarca y avanzó a los cuartos de final de la Copa Mundial de Fútbol de la FIFA Rusia 2018. El partido se llevó a cabo en el Estadio Nizhni Nóvgorod.

Palo y palo

El encuentro comenzó de manera intensa, ya que al primer minuto de juego llegó el primero de los goles. Luego de un lateral impulsado al área en forma de centro, Mathias Jørgensen alcanzó a empujar una pelota que se filtró entre piernas croatas y danesas para establecer el quiebre del marcador y la ventaja tempranera de Dinamarca. Lejos de sentir el impacto, Croacia sacó del medio decidido a encontrar la igualdad, y así lo hizo tan solo dos minutos después y en los pies de Mario Mandžukić, quien capturó una pelota en el área que le quedó servida luego de una carambola entre dos defensores rivales. Apenas tres minutos de juego y el partido recibió dos goles, como anticipo de lo que sería un gran duelo.

Y fue Croacia quien luego de los dos goles prematuros hizo valer a sus jugadores de buen manejo en la mitad de la cancha y, con Ivan Rakitić y Luka Modrić a la cabeza, se hicieron dueños del balón y arrinconaron a su rival. Sin embargo, Dinamarca no se resignó a esto y se dispuso a disputar el balón para luego desplegarse en ataque. A los 39′ Dejan Lovren lo tuvo de cabeza, pero su remate no fue bien direccionado y se perdió por línea de fondo. El primer tiempo continuó y se fue bajo esos parámetros, y los de Zlatko Dalić insistieron en lanzarse en ofensiva al mismo tiempo que su rival, que también intentó llegar al arco de enfrente aunque sin demasiada profundidad.

Ganó la cautela

La reanudación del partido distó mucho de los primeros minutos del mismo, debido a que ambos equipos decidieron bajar la intensidad de cara a resguardar el físico en una posible definición en tiempo suplementario. Mas allá de la aparente paridad que predominó, fue Croacia quien siguió manejando mejor la pelota y, de esta manera, logró mantener la posesión a su favor. No obstante, a los 71′ el ingresado Nicolai Jorgensen remató al arco dentro del área y el arquero Danijel Subašić contuvo bien ubicado. Así fue como el partido comenzó a transitar el camino hacia el final, con ambos equipos cautelosos y enfocados a no cometer errores, lo que provocó que el encuentro se torne chato y muy disputado en el medio campo. Si bien fue Croacia quien impuso el mayor predominio, no llegó a ser lo suficientemente profundo y claro como para generar alguna ocasión certera para pasar al frente. Ivan Rakitić probó de media distancia en el epílogo del partido, pero su remate se fue desviado, aunque bastante cerca del arco defendido por Kasper Schmeichel. Y, como respuesta, Martin Braithwaite hizo lo propio, pero su disparo también tuvo el mismo destino. Se extinguieron los minutos, como así las esperanzas de ambos de ganar en los 90 minutos, y todo se debió definir en los tiempos agregados.

Tiempos suplementarios

Al comienzo de la primera etapa tuvo lugar la dominación por parte de los dirigidos por Age Hareide, situación poco frecuente en el desarrollo del juego hasta ese entonces. Otro de los ingresados en el conjunto de dicho entrenador, Lasse Schone, intentó de media distancia y su remate se perdió por línea de fondo, para dejar en claro que Dinamarca fue quien hizo mejor las cosas en estos 15 minutos extra.

En el segundo periodo suplementario la paridad volvió a cobrar protagonismo y la pelota se mantuvo mayormente en la mitad de la cancha y lejos de los arcos. Sin embargo, Luka Modric encontró a la defensa de su rival mal parada y habilitó a Ante Rebic para que se vaya mano a mano frente a Schmeichel, a quien eludió, y cuando estaba por empujar la pelota al arco vacío Mathias Jørgensen derribó al delantero para cometer penal. Y fue Modric el encargado de ejecutarlo, aunque no lo hizo de buena manera y el arquero danés le contuvo el disparo para llevar la definición desde los doce pasos. En dicha instancia Croacia se pudo imponer por 3 a 2 para pasar a cuartos de final y esperar hasta el próximo sábado 7 de julio a las 11 horas para enfrentar a Rusia.

Penales

Christian Eriksen, Lasse Schone y Nicolai Jorgensen fallaron y Simon Kjaer, Michael Korhn-Dehli, convirtieron para Dinamarca. Para Croacia anotaron Andrej Kramaric, Luka Modric e Ivan Rakitic, mientras que Milan Badelj y Josip Pivaric no marcaron.

Formaciones e incidencias

Croacia: Danijel Subašić; Šime Vrsaljko, Dejan Lovren, Domagoj Vida, Ivan Strinić; Marcelo Brozović, Ivan Rakitić; Ante Rebić, Luka Modrić, Ivan Perišić; Mario Mandžukić. Director técnico: Zlatko Dalić.

Dinamarca: Kasper Schmeichel; Henrik Dalsgaard, Simon Kjær, Mathias Jørgensen, Jonas Knudsen; Andreas Christensen; Martin Braithwaite, Christian Eriksen, Thomas Delaney, Yussuf Poulsen; Andreas Cornelius. Entrenador: Age Hareide.

Goles: 1′ Mathias Jørgensen (Dinamarca), 3′ Mario Mandžukić (Croacia). Amonestado: 113′ Mathias Jørgensen (Dinamarca). Árbitro: Néstor Pitana (Argentina).

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.