El conjunto europeo desplazó por penales 4 a 3 al anfitrión, Rusia, y se enfrentará a Inglaterra por las semifinales de la Copa Mundial de Fútbol de la FIFA Rusia 2018. El partido tuvo lugar en el Estadio Fisht de Sochi.

Se mostraron los dientes

En los comienzos del encuentro la paridad se hizo presente, pero fue Croacia el primero en crear una situación de gol cuando a los 6′ Dejan Lovren y Ante Rebić cabecearon en el área contraria. La jugada no logró su cometido, pero sí mostró a uno de los equipos con la predisposición de ataque. A Rusia se le cerraron los caminos en la mitad de la cancha y tuvo que ceder el balón ante un rival que lo dominó. Pero ese panorama comenzó a ceder al llegar el promedio de la primera etapa, porque el anfitrión también tuvo intenciones de ir a buscar el gol. Ambos tuvieron el mismo objetivo, aunque con dos metodologías muy distintas: los de Zlatko Dalić pusieron la pelota al piso para llegar al área rusa con pases cortos, mientras que los de Stanislav Cherchesov apostaron al juego más directo, para buscar a Artiom Dzyuba.

Sin embargo, a los 31′ los que elaboraron juego asociado fueron los rojos, para que Denis Chéryshev remate desde fuera del área y clave la pelota en el ángulo del arco defendido por el inmóvil arquero Danijel Subašić. No obstante, su rival tomó represalias y ocho minutos después aprovechó una desatención defensiva de su rival y Mario Mandžukić asistió a Andrej Kramarić dentro del área para que de cabeza establezca la paridad en el marcador. Igualdad que se mantuvo durante los instantes finales del primer tiempo.

Poco y nada

El segundo periodo comenzó de manera pasiva, ya que ambos equipos siguieron equiparados y poco profundos. Croacia tuvo más el balón, y así se aproximó al arco rival en búsqueda de la ventaja, cuando a los 59′ por poco no convirtió Ivan Perišić tras estrellar su remate en la base interna del palo. La pelota cruzó la línea de gol y le avisó a Rusia que, si no se ajustaba defensivamente, iba a sufrir. La supremacía siguió en manos croatas y relegó al anfitrión a su terreno de juego, casi imposibilitándolo para prosperar. Sin embargo, a los 71′ el ingresado Aleksandr Erokhin tuvo el gol de cabeza aunque sin estar bien posicionado, y por eso su remate se fue alto. El partido no ganó en sobresaltos y se hundió en una meseta, en la cual las energías comenzaron a mermar y el resultado a encaminarse era empate. Ya en el tercer minuto del tiempo agregado, el ingresado Fedor Smolov remató al arco pero Subašić impidió el gol para dejar todo en tablas y definir la serie en dos tiempos de 15 minutos cada uno.

Tiempo suplementario

El desgaste físico se hizo evidente en ambos seleccionados, pero Croacia mostró una luz de entereza por sobre su rival y a los 101′ apareció el blondo zaguero Domagoj Vida para cabecear un envío proveniente de un tiro de esquina y así pasar al frente en el marcador. Recién a los 111′ el anfitrión reaccionó al llegar al área contraria, pero el arquero Subašić se encargó de neutralizar a su rival en dos oportunidades, aún evidenciando una lesión en su muslo derecho.

De todas formas, no pudo hacer nada cuando a los 114′ Mário Fernandes sacó provecho del arma predilecta rusa y cabeceó un centro de Alan Dzagoev para volver a emparejar el tanteador. Producto del envión anímico, Román Zobnin pudo haber quedado en la historia del fútbol ruso con un remate desde fuera del área, pero nuevamente el arquero croata intervino para impedirlo. Así se fueron los 120 minutos de juego en los que ninguno de los dos pudo pasar al frente en el marcador y todo debió definirse desde los doce pasos.

Penales 4 – 3

Convirtieron para Croacia: Marcelo Brozovic, Luka Modric, Domagoj Vida e Ivan Rakitić, mientras que falló Mateo Kovacic. Por su parte, convirtieron para Rusia Alan Dzagoev, Serguéi Ignashévich y Daler Kuziaev y fallaron Fedor Smolov y Mário Fernandes.

Croacia enfrentará a Inglaterra por las semifinales el próximo miércoles 11 de julio a partir de las 15 horas.

Formaciones e incidencias

Rusia: Ígor Akinféev; Mário Fernandes, Iliá Kutépov, Serguéi Ignashévich, Fiódor Kudriashov; Daler Kuzyayev, Román Zobnin; Aleksandr Samédov, Aleksandr Golovín, Denís Chéryshev; Artiom Dzyuba. Entrenador: Stanislav Cherchesov.

Croacia: Danijel Subašić; Šime Vrsaljko, Dejan Lovren, Domagoj Vida, Ivan Strinić; Luka Modrić, Ivan Rakitić; Ante Rebić, Andrej Kramarić, Ivan Perišić; Mario Mandžukić. Director técnico: Zlatko Dalić.

Goles: 31′ Denis Chéryshev (Rusia), 39′ Andrej Kramarić (Croacia), 101′ Domagoj Vida (Croacia), 114′ Mário Fernandes (Rusia). Amonestaciones: 35′ Dejan Lovren (Croacia), 37′ Ivan Strinić (Croacia), 101′ Domagoj Vida (Croacia), 109′ Iury Gazinsky (Rusia), 113′ Josip Pivaric (Croacia). Árbitro: Sandro Ricci (Brasil).

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.