Era una fecha que podía aclarar el panorama pero se quedó en amagues. Tras la tercera jornada del Seis Naciones, cuatro seleccionados comparten el primer puesto con 4 puntos.

Gales recuperó la memoria.

Tras haber perdido contra Irlanda, Gales tenía que recomponer su imagen para seguir aspirando al tricampeonato. Y frente a Francia mostró que tiene con qué y la venció 27 a 6. La multitud que colmó el Millenium de Cardiff sigue esperanzada.

GeorgeNorthWalesFranceSB_rdax_80En los primeros 8 minutos el Dragón se puso 10 a 0 gracias a un try de George North y dos penales de Leigh Halfpenny. Los franceses mostraron errores al pasar la pelota, en algunas patadas y sufrieron dos exclusiones temporales y, aunque Gales no fue una demostración de juego exquisito, le alcanzó para ser superior.

Francia solo arrimaba con la patada y así consiguió sus 6 puntos, con un penal de Jean-Marc Doussain y otro de Jules Plisson. Y la primera mitad terminó 20 a 6 gracias a tres penales más que convirtió el pie mágico de Halfpenny. A Francia se le anuló un try de Yoann Huguet a raíz de una infracción de Pascal Papé.

La segunda parte tuvo para los galos las salidas temporarias de Louis Picamoles y Nicolas Mas. En lo que hace al juego, Sam Warburton sacó provecho de la ausencia de un jugador galo y pasada la hora de juego marcó su try y en esta oportunidad Halfpenny pudo sumar los dos puntos de la conversión. Esto dejó las cifras 27 a 6 y el tablero ya no se modificaría.

Ambos equipos están con 4 puntos y con posibilidades de ser campeones. Desde lo anímico, Gales dejó atrás la caída en Dublín y Francia retrocedió un poco y cayó por primer vez en el torneo.

La Rosa renovó ilusiones

Inglaterra sumó su segundo triunfo al derrotar a Irlanda por 13 a 10 y dejó al Trébol sin invicto. Tras la caída francesa era el único equipo que podía aspirar al Grand Slam. Algo que en esta edición ya es imposible.

Vunipola_rdax_80El partido en el londinense estadio de Twickenham fue muy trabado, con buen juego defensivo. Los irlandeses estuvieron bien plantados y firmes en el terreno, aunque carecieron de certeza en la definición, algo que sí demostraron los pateadores ingleses. El marcador recién se movió recién cuando faltaba poco para la media hora de partido, gracias a un penal de Owen Farrell. A los 30 una patada desde un lugar más favorable pegó en el poste. El 3 a 0 cerraría los primeros 40 minutos. La historia hubiera sido diferente si a Jonny May no se le hubiera caído la guinda cuando ya saboreaba su try en los primeros movimientos del encuentro.

Ni bien se inició la etapa complementaria Irlanda consiguió un try por intermedio de Rob Kearny y con la conversión de Jonathan Sexton pasaba al frente por 7 a 3. Parecía que Irlanda se encaminaba a un tercer triunfo consecutivo que le abría las puertas a una consagración buscada. A los 49 minutos Sexton convirtió otro penal y alejó al Trébol 10 a 3 y confirmaba las sospechas.

Pero los ingleses no se dan por vencidos fácilmente y en tres minutos dieron vuelta las cosas.

A los 53 otro penal de Farrell achicó la distancia y a los 56 Danny Care apoyó en el in-goal y Farrell metió la conversión para poner el tablero 13 a 10 a favor de los ingleses.

Faltaban más de 20 minutos pero los locales se aferraron a la victoria y, al contrario de lo que pasó contra Francia, se mostraron firmes en defensa e hicieron estériles los esfuerzos irlandeses que, a medida que transcurrían los minutos, se hacían cada vez más desesperados.

Inglaterra sigue siendo candidato al título e, incluso, puede hacerse acreedor de la Triple Corona si le suma un triunfo contra Gales tras haber derrotado a escoceses e irlandeses. Por su parte, los XV del Verde quedan punteros pero solamente por la diferencia de tantos.

Escocia, sobre la hora

En el partido entre los más débiles, los escoceses se impusieron sobre Italia con un drop de Duncan Weir para derrotar a los peninsulares por un apretadísimo 21 a 20.

El estadio Olímpico de Roma fue el escenario de un partido intenso y emocionante. Fue muy disputado y con varios cambios en el tanteador y se definió de forma impensada sobre la hora. Escocia, que no había marcado tries en las dos presentaciones anteriores y no triunfaba en Italia desde el 2006, le arrebató a los Azzurri un triunfo que ya tenían en sus manos.

Tommaso Allan abrió el marcador a los 13 minutos con un penal y sumó otro a los 31. Entre medio descontó Greig Laidlaw. A falta de un minuto para el cierre de la primera mitad, Allan llegó al in-goal escocés y gracias a su propia conversión puso las cifras 13 a 3 para Italia.

Dunbartry_rdax_80El marcador siguió cambiando durante los 40 minutos finales. A los cinco minutos de reiniciado el partido Laidlaw puso las cifras 13 a 6 con otro penal y a los 53 Alex Dunbar redujo las distancia a dos puntos tras marcar un try cuya conversión por parte de Laidlaw no fue efectiva.

Finalmente, el asedio escocés dio dividendos al Cardo y a los 67 minutos Dunbar llegó nuevamente a territorio itálico para apoyar la guinda. Esta vez la conversión estuvo a cargo de Weir y la patada fue exitosa: 18 a 13 para el equipo británico.

Al quedar abajo, Italia reaccionó y a los tres minutos Joshua Furno marcó un try y Luciano Orquera sumó la conversión para poner el tanteador 20 a 18 para los Azzurri.

Pero quedaban más emociones: en el epílogo Weir anotó el drop que le dio el triunfo a Escocia. No había tiempo para más.

Lo que viene

Cuatro equipos en la punta con cuatro puntos. Una pequeña ventaja para Irlanda en lo que hace a la diferencia de gol. Escocia con dos puntos se juega todo en la próxima fecha. Italia cierra sin puntos.

Irlanda deberá reafirmar sus aspiraciones al título cuando reciba a una Italia que va camino a una nueva Cuchara de Madera. Algo muy posible, ya que el cierre de los peninsulares es frente a Inglaterra. La Rosa, precisamente, definirá sus chances frente al actual campeón. Francia puede aprovechar la visita de Escocia para alejarse en la punta con un triunfo.

En tren de especular, del duelo en Londres un equipo se afirma y el otro queda en el camino, lo mismo puede pasar en Edimburgo. Por su parte, el partido en Dublín dejará también a un equipo con posibilidades y eliminará a otro. Este Seis Naciones ha dado sorpresas, pero si hay una fecha con predominio local, Francia, Inglaterra e Irlanda dirimirán el premio mayor. Por el contrario, Italia, Escocia y Gales seguirán jugando para cumplir.

Posiciones

Irlanda: 4 puntos (64-22).

Inglaterra: 4 puntos (57-36).

Gales: 4 puntos (53-47).

Francia: 4 puntos (62-62).

Escocia: 2 puntos (27-68).

Italia: 0 puntos (45-74).

Fotos: www.rbs6nations.com

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.