“Comprendí que la música es una y que quería cantar muchos de estos temas que forman parte del disco, que no hay que encasillarse”. Con esta frase, Daniela Azás demuestra que sabe lo que quiere. En este camino musical que comenzó desde muy pequeña, presentándose en diversos escenarios incluso en Cosquín en el año 2015, fue ganadora del certamen para nuevos valores Pre Cosquín en el rubro Solista Vocal Femenino, además de recibir otros reconocimientos como “Apacheta 2017” por su trabajo en la difusión del folklore otorgado por la Municipalidad de Berisso.

Esta joven artista, oriunda de Lomas de Zamora, tiene una dulce y potente voz, interpreta temas clásicos y de la música contemporánea y los reúne en su segundo disco “Vintage”. Su trabajo anterior se llamó “El Sueño”.

Compartimos parte de la entrevista realizada en Revuelta Positiva.

¿Cómo se conformó este disco?

“Es un disco de estudio con un repertorio pensado y trabajado, algunas canciones  ya las veníamos tocando hace un tiempo y después fuimos buscando autores que me influenciaron mucho en el canto como Ramón Ayala, Violeta Parra, Cuchi Leguizamón, Tejada Gómez y tantos otros. Pero también quería incluir a canciones contemporáneas como “Corazón de luz y sombra” de Jorge Fandermole y “Vidas comunes” de Agarrate Catalina.”

¿Fue muy complejo el momento de elegir las canciones para el disco?

“Sí, no fue una tarea sencilla. Al comienzo pensamos en un disco integrado por doce temas pero terminaron siendo catorce. Muchas de las canciones tienen su historia, como “Los Pájaros Perdidos”, que es un tema que me acompaña desde hace mucho tiempo. Cuando cumplí 15 años mi mamá me regaló un CD y era un disco compilado de Astor Piazzolla y estaba este tema en una versión instrumental. Y siempre me quedé pensando cómo este tema que me gustaba no tenía letra y me encantaba la melodía. Unos años después escuché en una peña a una artista cantándolo y ahí descubrí la letra de la canción y era uno de los temas que tenía que estar, obligadamente, en este trabajo.”

¿Cómo fue la experiencia de realizar varias presentaciones en Cosquín?

“Hay cuestiones que uno no lo puede creer, por momentos lo naturalizás. La experiencia del 2015 fue inolvidable, tener un reconocimiento en la instancia de Pre Cosquín es algo que nunca voy a olvidar.

En el 2016 y este año nos convocaron para formar parte como artistas y las sensaciones son inexplicables, es un poder que posee el cuerpo, me sentí muy feliz y cuando veo los vídeos lo revivo y es increíble. Para los músicos poder llegar a Cosquín es un reconocimiento muy grande, del cual estamos agradecidos. Es un punto muy grande en nuestra carrera. Es una gran visibilidad que te brinda el Festival y yo lo tomo de esa forma con mucha responsabilidad. Uno siempre está queriendo ir por más y queremos seguir avanzando y creciendo con la música.”

¿Cómo surge el proyecto “Encantadas” del cual formás parte?

“La verdad es que soy muy inquieta y este proyecto surgió porque ya venía realizando fechas compartidas con otras artistas y hace un año ocurría que en muchos festivales escuchaba una crítica que era ‘no hay mujeres en los festivales’. Al pensarlo en comparación a los hombres, no hay grandes referentes femeninos pero es porque no tienen tanta visibilidad. Y al pensar esto me dije que somos muchas las artistas que nos dedicamos a la música, hagamos algo. Así nació este ciclo Encantadas, para darles lugar a las cantoras y unir nuestra voz. Realizamos varias presentaciones en distintos lugares del país, cantamos con Milena Salamanca, Yoli Campos, Natalia Pérez y varias artistas. Creo que esto de reunirnos y cantar juntas fue muy importante para que este año estemos juntas en el escenario tres ganadoras del Pre Cosquín.”

No te pierdas la presentación de “Vintage” este sábado 12 de mayo a las 21 horas en Oliverio Girondo (Vera 574, CABA) y en junio lo hará en la ciudad de La Plata junto al ciclo “Encantadas”.

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.