Threading: depilación con hilos y sin dolor

  • 0 Comentarios
  • 764

Que no queme, no arda y no duela, tres principios básicos y fundamentales que toda mujer quiere a la hora de depilarse. Fue complicado conseguirlo, pero la excelente noticia es que llegó y, si bien pocos centros de estética cuentan con el servicio, se puede adquirir en la Capital Federal.

El threading es la técnica que cualquier mujer estaba pidiendo a gritos desde que se inventó la cera depilatoria. Este método sin dolor tiene origen en Medio Oriente y sur asiático y permite, a través de un hilo de algodón, la depilación de zonas de alta sensibilidad como el rostro y la zona de alrededor de los ojos.

La depilación con hilos se realiza de forma no invasiva y evita inflamaciones e irritación en pieles sensibles. Por otro lado, es natural, higiénico, rápido y cero doloroso. Si bien solo se realiza en zonas como cejas, frente, mejillas, nariz, orejas, patillas, bozo y mentón, es un gran paso para que la depilación no sea un tema de sufrimiento.

Sus beneficios

Es suave porque no tira ni quema la piel como la cera ni rasguña como la pinza. Es una técnica aconsejada por dermatólogos y cosmetólogos en todo el mundo, especialmente para personas con piel sensible.

Además, aporta una mejor definición de las cejas siendo estas más precisas, simétricas y con la forma deseada luego de la sesión correspondiente. Es natural e higiénico porque es una técnica que no usa ningún producto nocivo ni altas temperaturas. Se utiliza únicamente un hilo de algodón y al final de cada sesión el hilo se descarta.

Asimismo, el método es hipoalergénico indicado especialmente para pieles sensibles, reactivas o con problemas de foliculitis. No es doloroso porque no tira ni lesiona la piel y saca de raíz varios folículos a la vez. Esta técnica permite agarrar el vello más difícil y más pequeño desde su raíz, proporcionando precisión y perfección en el resultado. Retarda el crecimiento del vello de 2 a 4 semanas. El threading levanta el vello del folículo, por eso cuando se realiza de forma regular debilita el folículo y su crecimiento. Con el tiempo, el nuevo vello crece más fino y menos fuerte.

La depilación con hilos ya está instalada en Argentina para comenzar a utilizarla y dejar de lado los procesos depilatorios dolorosos y que irritan la piel. Ojalá más adelante se utilice la misma técnica para otras zonas del cuerpo y así podamos darle un adiós completo a la cera y a los métodos invasivos que dañan nuestro cuerpo. La famosa frase “la belleza duele” quedó atrás en el tiempo y lucir espléndida, sobre todo en verano cuando el vello crece con más rapidez, ya no es un asunto imposible.

puntocero 2016

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.

Comentarios Facebook

Comentarios.cero