El Instituto Malbrán, con la colaboración de la Organización Mundial de la Salud (OMS), desarrolló un sistema que permite diagnosticar casos de pacientes con el virus del ébola en 24 horas.

Ante el agravamiento de la epidemia de esta enfermedad que ya se ha extendido a Europa, Estados Unidos y con un probable caso en Brasil, se profundizan las investigaciones para poder hacerle frente para detectarlo y curar a los pacientes, y Argentina no es ajena a eso.

El Ministerio de Salud informó en un comunicado que el Malbrán pudo «con el código genético del virus diseñar un ‘primer’ o cebador que permite multiplicar el genoma del virus del ébola si se encuentra en una muestra de sangre u otros fluidos y así confirmar o descartar un caso».

La técnica consiste en una prueba microbiológica que posibilita confirmar o descartar posibles casos. El instituto de salud la elaboró en base a material genético viral enviado desde un centro de referencia de la OMS, a solicitud de la cartera sanitaria. Con este descubrimiento, nuestro país es la primera nación de América Latina que cuenta con un método de detección.

El titular del Ministerio, Juan Manzur, remarcó que «Argentina es el primer país de Latinoamérica que tiene el diagnóstico para ébola» y señaló que «a través de un centro de referencia de la OMS se validó que la técnica funciona, ya que dieron positivo las muestras que contenían el ARN del virus».

Por su parte, el viceministro de Salud, Jaime Lazovski, explicó que «de este modo los estudios pueden confirmar o descartar casos sospechosos en menos de 24 horas». Valeria Martínez, jefa del Servicio de Biología Molecular del Malbrán, donde funciona el Laboratorio Nacional de Referencia de Hantavirus que desarrolló el método de diagnóstico, informó que «en base al genoma del virus de ébola se diseñó un primer, que es lo que posibilita la amplificación del genoma viral en una muestra infectada».

El Ministerio de Salud subrayó que la vigilancia para detectar casos posibles en Argentina «funcionó correctamente» y Lazovski añadió que «el sistema de alerta funcionó muy bien hasta ahora. Se activó inmediatamente». Además, el funcionario dijo que fueron cinco casos registrados en diversos lugares del país que resultaron ser falsas alertas y aclaró que esas personas procedentes de Nigeria, cuatro argentinos y un ciudadano chino que concurrieron a distintos hospitales con fiebre, tenían otras enfermedades.

«Esas situaciones dispararon los alertas de inmediato y no fue necesario el aislamiento estricto, pues se descartó inmediatamente» que padecieran ébola, expresó Lazovski. Igualmente, el viceministro indicó que «la situación epidemiológica en Argentina no ha cambiado» y la definición de caso sospechoso en el país sigue siendo presentar síntomas compatibles con ébola como fiebre, dolor muscular y de cabeza, debilidad, vómitos y diarrea, y haber estado en contacto con un enfermo de ébola.

Si ocurriera que aparece un caso de ébola, Argentina cuenta con tres centros sanitarios equipados para poder atender a esos pacientes, señaló el viceministro: «El Néstor Kirchner de Florencio Varela para adultos, el de Pediatría Juan Garrahan por si fueran niños y el Hospital Militar Central para fuerzas de Seguridad y de Defensa que están cumpliendo misiones en África». En las diferentes provincias también se fijaron hospitales de referencia.

«Argentina cuenta con equipos para atender durante diez días a una persona en por los menos tres lugares del país y con un equipo centralizado para redistribución si fuera necesario. Estamos ampliando la compra para abastecer con equipos mínimos a todas las provincias», agregó Lazovski.

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.