Habemus Kardashian

Pará todo lo que estabas haciendo. Esto es, obviamente, mucho más importante. El segundo hijo de Kim Kardashian y Kanye West llegó a este mundo. Desde luego, que mucho se especuló con el tema de qué nombre le iban a poner los flamantes padres. Sobre todo después del controversial nombre de su primogénita. Ya que la nena se llama North West, se calculaba que el bebé en cuestión se iba a llamar South West, West West, East West o algo así…

Por suerte, nos equivocamos y el nombre elegido para este nuevo integrante del clan más famoso de la televisión (in your face, Puccio) es Saint. Sí, así, lisa y llanamente “Santo”. Saint West.

No nos llama tanto la atención, sobre todo conociéndolo a Kanye y sabiendo que él cree ser un mesías sino el mismo Jesús. Parece que mamá y bebé están en perfecto estado de salud pero los médicos le recomendaron a Kim que no quede más embarazada, así que quizás, solo quizás, este sea el último engendro en el útero Kardashian-West. Todavía no salieron las revistas con la cara del bebé, así que sigue siendo un misterio. Vaya usted a saber cuál fue la revista que pagó millones y millones de dólares por esa primicia. Please, todos los bebés son iguales, una mezcla de un abuelito y E.T.

 

The L Word

Uno andaba así, como si nada, pensando que del mes de diciembre queda poco, ya se acerca Navidad y casi estamos en el 2016. Nada más terrible puede pasar, ¿no? ¿No?

Lamentablemente, para aquellos desprevenidos y optimistas, el 2015 fue lo peor que le pasó a las parejas y nuevamente hizo de las suyas. Esta vez con una pareja IT total. Quizás no sean tan conocidas pero son mega wow zarpadas en cancheras. Sí, lo adivinaste, Ruby Rose y Phoebe Dahl cancelaron su compromiso.

Ruby es una australiana con una de las caras más bellas del mundo, que se dio a conocer por su look rockero, su parecido (extraño) con Justin Bieber y su participación en “Orange is the New Black”. La última temporada dejó bastante que desear pero ella lo iluminó todo con sus brazos tatuados, sus ojos azules y con la sonrisa más sexy del mundo. Phoebe, mucho menos conocida, es una diseñadora de ropa, inglesa, y nada parece demasiado especial en ella salvo un pequeño detalle: es la nieta de Ronald Dahl. La combinación entre belleza, cancheridad, herencia fantástica, acentos irresistibles y lesbianismo hicieron de esta pareja un hito. Y, sin embargo, se terminó. Las chicas estaban hace 2 años juntas y tenían pensado casarse en el 2016.

Tal vez si hubiésemos sabido antes que Phoebe rechazó 3 veces a Ruby antes de aceptar su propuesta de matrimonio, no estaríamos tan tristes y sorprendidos. Típico de Hollywood y alrededores, la separación se hizo en buenos términos, se siguen queriendo y van a seguir siendo amigas. Pésimo, loco, yo quiero sangre.

Supercalifragilisticuesticumpleaños

Lloro de solo pensarlo. Mi cabeza entiende perfectamente que “Mary Poppins” se filmó hace muchos años, pero mi corazón siente otra cosa. Y por eso me pasa que me emociono cuando me entero que Dick Van Dyke acaba de cumplir 90 años.

La buena noticia es que está impecable (al igual que la siempre reina y mucho más joven Julie Andrews). Parece que mi fanatismo no está solo, ya que para homenajear al comediante en su cumpleaños, Disney organizó un flash mob. Posta, ¿no sabés qué es? Wikipedia dice que es una acción organizada en la que un gran grupo de personas se reúne de repente en un lugar público, realiza algo inusual y luego se dispersa rápidamente.

En fin, el homenaje para Dick Van Dyke consistió en un grupo de gente cantando y bailando temas de “Mary Poppins” frente a él. La mejor parte es que el tipo se paró, cantó, bailó y se acordaba cada una de las canciones. Realmente un grande.

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.