Pasó una nueva semana y este país no deja de soprendernos con sus buenos datos económicos… ¿o Mauricio Macri habló de otro país? Siguen las operetas judiciales y gobernantes que hablan solo porque es gratis. Y como sigan «gobernando», nos quedamos sin pobres ni enfermos.

Noticias de la Gorra

Habló el presidente Macri en la apertura de las sesiones legislativas y dio una catarata de datos dignos de Finlandia. Acto seguido se le murió el padre a los 88 años… ahora sí se va a acabar la famosa corrupción de los últimos 70 años.

Después de estar unos días de luto que se sumaron a los días de vacaciones que se había vuelto a tomar y que el mala leche del viejo le cagó, Mauricio volvió a trabajar y, como primera medida, publicó en Twitter un video de un grupo de vecinos que culpan a los argentinos de la crisis que estamos atravesando. Menos mal que ya sabemos cuál es el problema, porque nosotros pensábamos que era culpa de tener una dirigencia corrupta e inoperante desde 1810 en adelante. ¡Deberíamos extraditar a los argentinos!

Sigue el D’Alessio gate y ahora salen a la luz nuevas charlas con el fiscal Stornelli en los que embarra a Patricia Bullrich, a Lilita Carrió y al periodista Santoro del Grupo Clarín, como parte de un entramado de espías y apretadas dignas de una mente brillante. Por eso se duda que Macri esté detrás de esto. Por su parte, Carrió salio a decir que D’Alessio es un militante kirchnerista de La Cámpora que busca embarrar la cancha. En este simple acto podemos ver cómo Lila tira sus últimos manotazos de ahogada mientras una ola le está por golpear la nuca.

Por suerte, las noticias económicas son alentadoras para el Gobierno… ah, ¿no? Bueh, entonces te comentamos que el dólar se volvió a disparar y ya tenemos orgullosamente la moneda más devaluada del mundo, la carne aumentó un 25% en lo que va del año, las automotrices suspendieron a 3.000 trabajadores y la producción industrial volvió a caer, pero por suerte los argentinos están comprando 110 mil remedios menos por día, por ende en un par de años podremos purificar el país de… ¡pobres y enfermos!

Igualmente, desde el Gobierno están contentos porque volvimos a salir en la tapa de la famosísima revista de economía Forbes en una nota que dice «Argentina está a un paso del colapso económico». Los optimistas dirían que peor sería que ni hablen de nosotros.

Menos mal que esta crisis ya está pasando y no nos convertimos en Venezuela, si no se verían más escenas como la del supermercado de José C. Paz, donde un par de clientes se cagaron a golpes por la última bandeja de milanesa en oferta… ¡tres empanadas!

Habrían comenzado las clases, ya que la gran mayoría de los maestros bonaerenses se adhirieron al paro y el que habló sobre el tema fue el ministro de Educación bonaerense, Alejandro Finocchiaro, quien dijo que «toda la dirigencia debería replantear el derecho a huelga en la educación», y así se llevó el premio al funcionario más servil e hijo de puta de la semana. ¡Congratulations!

Cuando todos pensábamos que el paso por la política de Luis Barrionuevo no iba a dejarnos nada, finalmente pudimos ver que hizo escuela en Jujuy, ya que Julio Jalit, intendente de la localidad de Pichanal, dijo durante la apertura de sesiones del Concejo Deliberante: «Hay que ser inteligente para robar, y yo soy inteligente». Parece que después se dio cuenta de la barbaridad que declaró y salió a justificarse al decir que «los boludos no roban». Pobre pueblo, analizando esto solo les queda pensar que los gobierna un chorro o un boludo.

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.