Mientras los ojos del mundo entero están puestos en Rusia, el planeta sigue su curso: guerras, crisis económicas y las impredecibles consecuencias de las decisiones de Donald Trump. El pasado 8 de marzo Estados Unidos cambió su política de precios e impuestos a nivel mundial y la economía global sufre sus repercusiones.

País amigo

Era de suponerse que en algún momento un país patearía el tablero y se revelaría ante estos cambios en los impuestos. El primero en enfrentarse a las políticas de Donald, fue nada más y nada menos que un aliado como Recep Erdogan, el mandatario turco, quien decidió imponer impuestos a los productos estadounidenses. Esta decisión ha generado incertidumbre a nivel mundial de cómo repercutirá en el resto de los países y, a su vez, en como impactará en la economía norteamericana, que no esperaba algo así y menos de un a país “amigo”.

Turquía acaba de imponer aranceles en más de 200 millones de dólares a productos provenientes de Estados Unidos, luego de la iniciativa de Donald Trump de poner aranceles, por ejemplo, al acero. Lo que se ha generado en Turquía es un aumento del costo de los productos norteamericanos y al mismo tiempo una baja en la demanda en territorio turco. He aquí los siguientes productos a los que se les aplicará aranceles: carbón, papel, almendras, tabaco, automóviles, whiskey, cosméticos, maquinaria y productos derivados de la industria petroquímica, entre otros.

Proteger la industria

Por su parte, el gobierno turco ha dicho que los impuestos que se han colocado sobre el hierro turco no son aceptables, por ende las medidas que han realizado son justas y que, ante cualquier demanda, ambos gobiernos deberán sentarse a dialogar.

En relación al cambio en los impuestos, Donald Trump impuso el 8 de marzo aranceles sobre el acero en un 25% y 10 % sobre el aluminio y, según los argumentos, estas medidas son para proteger la industria local. Según entidades internacionales estas no solo afectan a muchos países sino que afectará de lleno en la economía de Estados Unidos.

En el ajedrez mundial las fichas solo las movía el magnate Donald Trump, pero no contaba con los movimientos del gobierno turco. ¿Cómo seguirá el asunto? Es impredecible, pero alguna carta escondida Trump pondrá sobre la mesa y las naciones deberán atenerse. La economía mundial está moviéndose y los ojos solo miran una cosa: “el mundial”. Veremos cómo responderá el mercado luego de julio y qué piezas continuarán por moverse. Jugadas como las de Turquía podrían ser imitadas para buscar una economía más justa.

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.