Mientras las películas de super héroes suenan cada vez más a refrito, “Spider-Man: into the Spider-Verse” es la nueva gema audiovisual que llega para revolucionar las películas animadas y las adaptaciones de los cómics, esta fue dirigida por Rodney Rothman, Peter Ramsey y Bob Persichetti, con guión de Rothman y Phil Lord.

Miles Morales es un adolescente de origen puertorriqueño que vive en Brooklyn. Su mayor conflicto es la disyuntiva por su educación entre la escuela elitista que sus padres eligieron para él o su lugar de pertenencia en la escuela pública con sus amigos. Todo cambia cuando, de manera fortuita, Miles adquiere los poderes de Spider-Man.

A su vez, en un accidente producto de un plan fallido de Kingpin, el Spider-Man de su universo muere, pero varias versiones del superhéroe provenientes de distintas dimensiones aparecen en la ciudad. Juntos tienen que terminar de destruir la máquina de Kingpin para volver a sus respectivas dimensiones. Todo esto al tiempo que el joven Miles intenta entrenarse para llegar a ser un verdadero Spider-Man.

Friendly Neighborhood Spider-Man

Comparten esta aventura cinco versiones del héroe, además de Miles: Spider Gwen es una de ellas. Con su personalidad responde a una interesante perspectiva femenina que se acopla a la necesidad de la actualidad: independiente y poderosa.

Spider Noir es otro de los destacados, pertenece a un costado de Marvel más oscuro y relacionado a la ficción pulp pero, además, remite a la función que suelen cumplir los superhéroes en relación a su época. Este personaje fue creado en el 2009 aunque represente el 1933 de la Gran Depresión y sea abiertamente un combatiente del nazismo. Al margen de esto, no podemos obviar el rol de los cómics en la historia, ya sea propagandista o como un lugar en el cual ganar las batallas de la vida real, como es el caso del icónico Capitán América de 1941.

Asimismo tiene su participación, como una suerte de mentor de Miles, un Peter Parker más maduro al que una crisis familiar lo tiene a maltraer. En él se plasman conflictos existenciales más humanos y el concepto de fracaso y éxito más cercano al de cualquier persona separada del traje de héroe.

Se suman el cerdo Spider-Ham (la versión paródica caricaturesca que una vez fue una araña, mordida por un cerdo radioactivo) y Peni Parker (del estilo animé).

Detrás de los personajes, el casting de voces mantiene un alto nivel de intérpretes y cuenta con Shameik Moore, Hailee Steinfeld, Nicolas Cage, Liev Schreiber, Mahershala Ali, Lily Tomlin, Jake Johnson y Chris Pine, entre otros.

Alucinante y sensible

Visualmente, el preciosismo la hace alucinante. Con el concepto de viñeta compone sus encuadres, los movimientos de cámara y el ritmo de montaje. Un comentario reiterativo sobre la película es que “es exacto como leer un cómic”. Sin embargo, en mi opinión creo que no representa sino que aún mejor, homenajea a la cultura de la historieta haciéndola una experiencia mucho más épica.

Sensibilidad, humor y hasta momentos para erizar la piel por el suspenso, sin dudas diseñada para la pantalla gigante y la sala oscura y en silencio, porque otra de las maravillas de la película es la música que desborda lo mejor del estilo hip-hopero con artistas como Post Malone, Lil Wayne, Aminé y muchos más.

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.