Tras 14 años, se realizan los primeros comicios sin Hugo Chávez. En lo que es casi una reedición de las elecciones de octubre de 2012, en la que el fallecido Chávez logró su tercera reeleccion frente al opositor Henrique Capriles, ahora la puja es entre el sucesor del primero, Nicolás Maduro (Partido Socialista Unido de Venezuela) al frente de la coalición Gran Polo Patriótico y el propio Capriles, de la Mesa de Unidad Democrática.

venezuelaEs una oportunidad para que el pueblo venezolano reafirme, si así lo desea, su apoyo al modelo chavista y dé su respaldo a Maduro para la continuidad de un proyecto político que enfrenta la prueba más fuerte de su historia al ir a elecciones por primera vez sin su líder y mentor.

Las encuestas de las consultoras dan en su mayoría un triunfo de Maduro por un margen que va entre los 7 y los 5 puntos, según los sondeos de Giss XXI, Datin Corp y Datanálisis. La única opinión contraria es la de la encuestadora argentina Datamática, que sostiene que el triunfador será Capriles y tiene una ventaja en su favor de 8 puntos. En dos aspectos en los que coinciden las encuestadoras es en la posibilidad de que Capriles supere los 6,5 millones de votos obtenidos en octubre, aunque sean insuficientes para vencer, y el hecho de que el margen en votos a favor del triunfador no sea de más de 500 mil votos.

Tras las elecciones de octubre y el triunfo de Chávez, la situacion política venezolana distó de ser tranquila. Hubo muchos cruces y hasta denuncias de fraude por la oposición que quedaron en la nada. Luego se inició una disputa alrededor de la asunción que tenía que haber tenido lugar el 10 de enero, lo que no pudo ocurrir debido a que el electo Chávez estaba internado en Cuba recuperándose de una operación por el cáncer que lo aquejaba. Ante la posibilidad de que no pudiera estar presente en Caracas el 10 de enero de 2013, cuando debía asumir el cargo, hubo disputas y cuestionamientos acerca de la legalidad del mandato. Inclusive existieron denuncias de decretos firmados por Chávez durante su estadía en La Habana que aparecían como rubricados en la capital venezolana. Finalmente, el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela avaló la asunción de Chávez en ausencia, al considerar que al ser un mandatario reelecto no era imprescindible su presencia física.

El 5 de marzo de este 2013, tras pelear más de un año contra el cáncer, se produjo el deceso de Hugo Chávez y Nicolás Maduro asumió la presidencia interina de Venezuela.

Nicolás MaduroDespués de una corta campaña electoral se llega a unos comicios que tendrán un gran efecto en Latinoamérica y en Argentina. Hugo Chávez, el chavismo, fue y es uno de los grandes aliados de Cristina Kirchner. Ha habido gran cooperación política y económica hacia nuestro país y ambas administraciones están empeñadas en erigirse en un poder de referencia en el continente. En eso radica la importancia del resultado para Argentina.

Sin embargo, no ha sido todo un lecho de rosas. A lo largo de las administraciones chavista y kirchnerista ha habido denuncias de “embajadas paralelas” y denuncias de compra de deuda argentina por parte de Chávez por un monto de tres mil millones de dólares. También hay que mencionar denuncias del cobro de comisiones para poder exportar hacia Venezuela. Ya en la recta final de la campaña, se conoció la denuncia de Capriles de que habría una deuda de Argentina con Petróleos de Venezuela (PDVSA) por 13 mil millones de dólares, aunque la propia compañía petrolera en un informe de gestión señaló que es de 1.600 millones.

La denuncia de Capriles tuvo fuerte repercusión en la Argentina, debido a que es el principal aliado político en la región y hay una fuerte ligazón comercial y económica. Según informó la embajada venezolana en Buenos Aires, el intercambio comercial bilateral es superavitario para la Argentina, que en 2011 exportó 1.859 millones de dólares e importó productos por 24 millones.

Influencia de Chavez en América Latina

El especialista Modesto Guerrero aseguró que “existe una nueva izquierda en América Latina, que es distinta porque entendió la relación entre problemas nacionales y sociales”. En una charla ante alumnos de primer año de la carrera de periodismo de TEA, Guerrero señaló que “desde hace 17 meses el chavismo es gobernado casi sin Chávez; en la realidad se ha probado un gobierno en transición, y no es un dato menor cuando se trata del tercer gobierno más atacado por Estados Unidos y España”. Guerrero, autor del libro “Hugo Chávez. El hombre que desafió a la historia”,  añadió que el nombramiento de Nicolás Maduro como sucesor presidencial en el mes de diciembre le dio continuidad simbólica y material a su administración.

CaprilesEn la misma conferencia estuvo presente Mariano Beldyk, periodista argentino especializado en política internacional, quien se refirió a los pasos que debería tomar el próximo presidente venezolano y el resto de Latinoamérica. Al respecto, Beldyk consideró que es poco probable que el PSUV se disgregue ante la falta de su líder, aunque en el futuro podrían producirse fracturas. Por otra parte, remarcó que “el primer desafío que tiene que afrontar el partido es cómo trascender la figura de Chávez y mantenerse unidos”.

Con relación al avance del imperialismo norteamericano en la economía regional, los politólogos expresaron su coincidencia en que la instalación del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) no es factible, ya que, según Beldyk, la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) es, principalmente, “una alianza política que actúa en conjunto”, más allá de las divergencias económicas que existen entre los países que la integran, y señaló que “Estados Unidos nunca dejó de intentar avanzar sobre Latinoamérica”. Guerrero manifestó que “hay costos geopolíticos que tienen bases sociales” y dijo en relación a los tratados y acuerdos firmados entre los países del territorio, que “el Secreto de Chávez es haber armado cosas de las cuáles es difícil volver”.

Referentes de ambas coaliciones

Además de Nicolás Maduro, uno de los hombres que estuvo con el expresidente, desde los comienzos, es el actual presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello. Militar de carrera, tras su retiro se incorporó al Movimiento Quinta República (MVR), antecedente político del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). Desde 1999 tuvo a su cargo la vicepresidencia, ocupó el Ministerio de Interior y Justicia, luego de Infraestructura, fue gobernador del estado de Miranda y ahora es diputado. El actual canciller Elías Jaua tampoco es nuevo en el chavismo, ya que acompañó al Comandante desde 1996. Este sociólogo y exprofesor universitario estuvo a cargo de varias carteras ministeriales, también la vicepresidencia e incluso es uno de los redactores de la Constitución bolivariana. También podemos mencionar al actual gobernador del estado de Anzoátegui, Aristóbulo Istúrriz, maestro de profesión, dirigente sindical que con Chávez ocupó el Ministerio de Educación, una banca de diputado e incluso la conducción de la alcaldía de Caracas. Otra de las principales caras de este proyecto es Blanca Eekhout, una licenciada en Artes que hoy es la vicepresidenta del Parlamento, pero que supo ser presidenta del canal público VTV y ministra de Comunicación e Información.

Henrique CaprilesPor el lado de la gente cercana a Capriles se puede señalar a Leopoldo López, exalcalde del municipio de Chacao, lindante con Caracas. Tiene su origen político en la organización Tradición, Familia y Propiedad y es uno de los creadores del partido Primero Justicia, en el que también estuvo Capriles. López fue uno de los protagonistas del golpe de abril de 2002 contra Chávez. Enfrentó una causa penal por ser uno de los que “arrestó” al entonces ministro de Interior y Justicia, Ramón Rodríguez Chacín. Fue indultado por Chávez en 2007. En la conducción de la MUD encontramos a Ramón Guillermo Aveledo, dirigente del partido Copei, de orientación socialcristiano. En 2002 fue presidente de la Liga Venezolana de Beisbol, el deporte preferido de este país, desde donde impulsó la suspensión de la temporada de ese año para sumarse al paro patronal organizado por Fedecámaras, la central empresaria de Venezuela.

La eleccion en numeros

Este 14 de abril, 18.043.674 venezolanos estarán habilitados para emitir su sufragio en estos trascendentales comicios cuyos efectos repercutirán no solo en su país sino en toda América.

Habrá 39.018 mesas disponibles para los electores, que han tenido que concurrir a las urnas dos veces en casi siete meses. Ya están en el país 173 fiscales de distintos organismos que controlarán el desarrollo de los comicios.

Tibsay Lucena, presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE) señaló que “uno de los esfuerzos más grandes que hemos hecho es sacar al CNE de la cancha política. No somos contendientes, somos el árbitro”.

Respecto al llamado hecho por referentes opositores para que los venezolanos permanezcan en la puerta de los centros luego de votar, Lucena expresó que “es un interés en hacer una verificación ciudadana, es parte del proceso de votación”.

El rector principal del CNE, Vicente Díaz, pidió a los candidatos “respetar el tiempo de reposo” para que los ciudadanos puedan “reflexionar y luego acudir a sufragar”. Estas declaraciones fueron efectuadas luego de que Nicolás Maduro fuera denunciado por violar la veda electoral.

El gobernante encargado de Venezuela y candidato a la presidencia informó este viernes que más de 170 acompañantes, representantes de organismos de todo el mundo, están en el país para ser testigos en las elecciones presidenciales.

Ahora es tiempo de que el pueblo venezolano libremente decida si continúa con el proyecto del chavismo o da un golpe de timón. Todo indica que ratificará el rumbo que adoptó el país hace más de una década.

Fotos: Télam.

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.