Cuando supe del libro “Si Buda fuera taxista” de Mario Reyes (publicado por Ediciones Obelisco) sentí una gran emoción. Ya desde un primer momento, y sin siquiera abrirlo, me pareció llamativo su nombre, diseño y propuesta. En realidad, llegó directamente a mi corazón budista.

“Obvio que lo comparto en mi programa de radio”, le dije a la persona que me acercó el texto, y sonreí tanto como cuando conocí la filosofía budista hace algunos años atrás. Sin duda alguna, tenía en mis manos una fuente de sabiduría infinita y llena de poder.

Si Buda fuera taxista

“¿Qué le preguntarías a Buda si te lo encontraras en un taxi?” escribí en las redes sociales de Noches Vernäculas. Me generaban intrigaba las respuestas que podía llegar a obtener de los seguidores del programa. En mi caso brindó algunas herramientas necesaria para ser feliz.

“Si Buda fuera taxista” resalta ser una fábula lúcida y divertida que enseña, de manera muy sencilla, las claves del budismo para nuestra vida cotidiana. “Mientras los conduce por la ciudad, Buda enseñará a sus clientes a desapegarse de todo lo que les hace sufrir: relaciones de dependencia, miedos, ansiedad, falta de comunicación, preocupaciones…”. Cada historia está escrita de manera simple, llevadera, breve y lo más importante de la lectura es que deja una maravillosa enseñanza como, por ejemplo: “El dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional”, “ningún enemigo puede hacerte tanto daño como tus propios pensamientos” o “Tú, tanto como cualquier persona en el universo entero, te mereces tu propio amor y afecto”.

Por eso, “tras advertir que los seres humanos siguen sufriendo pese a todos los avances y comodidades de la vida moderna, Buda decide regresar a la Tierra dos milenios y medio después. Lo hará encarnado en Sid, un joven taxista que se dedica a resolver los problemas que le cuentan los pasajeros”.

Espero que disfrutes tanto como yo del libro “Si Buda fuera taxista”, te permita viajar a lo profundo de tu interior y puedas liberarte de todas aquellas cuestiones que te causan sufrimiento.

Escuchá “Tardecita de Lectura”

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.