La provincia de Neuquén fue el primer distrito que realizó elecciones en este 2019 absolutamente electoral. Era el primer desafío para el macrismo en el año en el que aspira a renovar su puesto al mando del país. Y, como hace unos 60 años, la gobernación quedó en manos del Movimiento Popular Neuquino que dirige los destinos de la provincia desde 1962.

El candidato del MPN, Omar Gutiérrez, logró la reelección, por lo que continuará al frente de la provincia por cuatro años más. Segundo quedó Ramón Rioseco (Unidad Ciudadana-Frente Neuquino) y en tercer lugar el actual intendente de la ciudad de Neuquén, Horacio “Pechi” Quiroga, de Cambiemos. Pese a esto, la victoria de Gutiérrez no fue vista con malos ojos desde Cambiemos en vista de la afinidad con Mauricio Macri y la posibilidad de que Vaca Muerta genere los beneficios esperados.

Escrutado el 98,3% de los votos, Gutiérrez sacó el 39,92 por ciento (147.346 sufragios), Rioseco el 26,06 por ciento (96.172 votos) y Quiroga alcanzó el 15,13 por ciento (55.827 votos). En cuarto lugar quedó el exgobernador Jorge Sobisch, un histórico del MPN que se presentó por afuera de esa agrupación, en nombre de la Democracia Cristiana.

Respaldo de los neuquinos

Tras conocerse su triunfo, Gutiérrez señaló que “es el día en el cual ganó Neuquén. Ocho de cada diez neuquinos le dijeron sí a la democracia a Neuquén”, y remarcó que “llevamos 60 años aproximadamente trabajando en equipo en esta alegría de estar unidos. Hemos ido transformando los destinos de nuestra provincia con los valores de la lealtad y la autonomía. Hoy renovamos el compromiso de trabajar para enfrentar a los problemas, que los hay. Pero con diálogo y trabajo en equipo, rescatando la memoria, queremos agradecer a todos los que nos votaron”, agregó. Finalmente, señaló que “solos no podemos. Necesitamos que el resto de la República salga adelante y se deje de chicanear”.

En declaraciones a los medios al día siguiente, el reelecto mandatario sostuvo que los neuquinos priorizaron “la continuidad de un modelo institucional” y la explotación de Vaca Muerta, “que permite mostrar al Presidente y a la provincia en el plano nacional y en el internacional para captar inversiones”.

“Hay un trabajo en conjunto y en equipo con la Nación, en el cual compartimos que el futuro se construye en la articulación de la inversión público y privada que genera desarrollo económico y social”, indicó Gutiérrez.

Por otra parte, el Gobernador destacó que el presidente Macri lo felicitó por el triunfo. “Tengo una relación de cercanía y de buen diálogo con él. Diálogo sincero. Hablamos de lo que hay que hacer. Que en Argentina no hay que dejar para mañana lo que se pueda hacer hoy”, afirmó, y consideró que “hay que crecer para poder atacar de cuajo y de raíz el proceso de déficit comercial que genera recesión económica e inflación. Y esta es la manera. La defensa de este plan estaba en juego el 10 de marzo. Los neuquinos priorizaron esto. Acá se valoró que el desarrollo sustentable tiene como base la libertad, la independencia, y la autonomía de un proyecto”.

Precisamente, esta relación entre Macri y Gutiérrez es el punto que desde el Gobierno focaliza como muestra de que, pese a que el candidato de la agrupación oficialista en la nación quedó tercero, no hay que tomarlo como una fuerte derrota o señal de lo que puede pasar en el resto de las provincias. Reiteraron su apuesta al diálogo y a trabajar con las distintas administraciones provinciales sin distinción de color político. Tal vez una forma de disminuir la performance de Quiroga.

“Cristina hizo mucho”

El candidato de Unidad Ciudadana, Ramón Rioseco, quien es diputado del Parlasur, señaló que Cristina Fernández de Kirchner “aportó mucho” para la campaña y negó que tuviera responsabilidad en el resultado. “Cristina sumó claramente. La expresidenta mide 41 puntos en Neuquén. En este tipo de comicios se pone mucho en juego el sentimiento local. Esto fue un factor determinante, por eso ella no tuvo nada que ver (en la derrota). Para mí aportó mucho y nosotros seguiremos en el espacio que se está construyendo”. Sobre este punto, Rioseco reafirmó que “estamos muy conformes con el trabajo de unidad que realizamos con el peronismo. Vamos a seguir profundizando esa unidad y a convocar a más sectores para que se genere mayoría para la provincia, las intendencias y la Argentina”.

Finalmente, sostuvo que el anclaje territorial del MPN hace muy difícil a los demás partidos poder competir electoralmente con posibilidades. “A pesar de que andamos mucho, es muy difícil por más que haya un buen candidato a gobernador, si desde abajo no te sostienen”, señaló, y agregó que “somos la primera mayoría, eso implica ser una oposición responsable y jugar un rol central en cada una de las elecciones porque tenemos cuatro o cinco intendencias y la presidencia de la Nación”.

“El responsable soy yo”

“Pechi” Quiroga, el aspirante a gobernador por Cambiemos, sostuvo que “el responsable de ser tercero soy yo, no involucra en nada al Presidente de la República”. Además, afirmó que “trabajamos con honestidad pero evidentemente el pueblo se siente conforme con el gobierno de Omar Gutiérrez, siente contención del gobierno, de hecho pido que Omar tenga la fortaleza, la decisión y el coraje de resolver problemas que tiene la provincia”.

“No apostamos al fracaso de nadie. Felicito a Omar por este triunfo, fue una elección limpia, no tenemos nada que reclamar”, agregó Quiroga, y subrayó que no volverá a ser candidato a la gobernación aunque no dejará la política. “Me voy a poner a disposición con buena fe y voluntad y con ese sentimiento de saber ganar y saber perder”.

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.