Además de la apertura de sesiones en el Congreso Nacional los dos principales distritos, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y la provincia homónima también contaron con la misma ceremonia. Y en un momento histórico, las personas encargadas de dar los discursos eran del mismo color político que el presidente Mauricio Macri. Me refiero a Horacio Rodríguez Larreta, jefe de Gobierno porteño, y María Eugenia Vidal, la gobernadora bonaerense.

Este hecho quedó claro desde el inicio del discurso de apertura del 19° período de Sesiones Ordinarias en la Legislatura, y en los 26 minutos que tomó Larreta para hablar remarcó en varias oportunidades que su antecesor y la mandataria provincial sean del mismo signo político, ya que posibilitará «trabajar coordinadamente con la Nación y la Provincia», lo cual le «abre nuevas perspectivas» a la Ciudad.

Entre los elogios al anterior Jefe de Gobierno de la Ciudad Larreta manifestó estar «orgulloso de la herencia recibida» y pidió a los vecinos que «acompañen» a su administración y que «participen» con ideas y propuestas como «lo vienen haciendo». También afirmó que recibió «una ciudad preparada para dar el gran salto y desarrollar todo su potencial», y elogió «el liderazgo» de Macri. La educación y la salud pública también fueron ponderadas por Rodríguez Larreta, quien afirmó que «las clases empiezan en tiempo y en forma, los hospitales están mejor equipados y las plazas y parques dan brillo».

Tras repasar lo hecho por el macrismo en educación, en salud, en espacio urbano y en transporte durante la gestión PRO, se centró en lo que hará durante su mandato. Primero habló de «integrar» las villas a la ciudad, prometió inaugurar ocho carriles del Metrobús, mejorar la frecuencia de los subtes y dotarlos de redes wi-fi, disponer de una «policía mejor entrenada» y seguir impulsando la participación ciudadana mediante el teléfono y las redes sociales.

«Muchos problemas que venían de años anteriores los fuimos solucionando juntos. Los porteños vivían de una manera y hoy estamos viviendo de otra. Hoy un chico estudia inglés desde primer grado, tiene una notebook conectada a internet, empiezan las clases en tiempo y forma y hay vacantes aseguradas para todos los niños desde los 4 años», indicó. También anunció la construcción de 30 escuelas equipadas con salas para niños de tres años.

«Nuestro compromiso es que más chicos de los barrios de la ciudad lleguen en igualdad de condiciones a la escuela», agregó Rodríguez Larreta y señaló que se equipará a las salas de jardín de 5 años con «todas las herramientas que necesiten para formarse en la educación digital», como la entrega de notebooks para maestras de jardín y tablets en las aulas. También aseguró que relanzarán los programas educativos como «Terminá la secundaria» y «Aprender trabajando», que permitirán a 3.000 alumnos y adultos a completar los estudios de aprendizaje obligatorios.

La atención en salud será otro de los focos de su gestión, indicó, y se comprometió a que todos los padres «puedan llevar a sus hijos al pediatra 7 veces al año, que es lo que recomienda la OMS» y que se podrá llegar en 15 minutos a un centro de salud en la Ciudad.

En el área de transporte la promesa es seguir ampliando la red de Metrobús con 8 nuevos recorridos, de los cuales 3 se continuarán en el Conurbano. Se prevé que estén listos para 2019. En el ámbito del subte, uno de los déficits de Macri, se planea disminuir la frecuencia entre las formaciones y la adquisición de 300 vagones nuevos con aire acondicionado.

En materia de seguridad, Rodríguez Larreta subrayó el «gran paso» dado «con el traspaso de la Policía Federal» a la Ciudad de Buenos Aires, que fue coordinado con el Gobierno Nacional. «Ahora tenemos que avanzar en la unificación de las fuerzas, con una policía mejor entrenada y mejor equipada va a poder responder mejor ante un hecho de inseguridad y más aún: va a poder prevenir», expresó.

Asimismo, Rodríguez Larreta precisó que la urbanización de villas será objeto de un trabajo conjunto con la Nación que le traspasará la jurisdicción de los terrenos donde actualmente hay villas, para realizar esta tarea. «Trabajar con Nación nos va a permitir mejorar la forma en la que se vive en las villas. Nos van a traspasar terrenos así podemos hacerlo», dijo. También se ampliarán los créditos hipotecarios del Banco Ciudad para vivienda, que sumarán a los que se otorguen desde el Estado nacional.

El medio ambiente está en carpeta con un plan para «duplicar la basura que se recicla» en la Capital Federal de 400 a 800 toneladas, mediante una campaña publicitaria para generar conciencia, un servicio de recolección de puerta a puerta y la instalación de nuevos puntos verdes para tirar los residuos reutilizables.

«Para nosotros gobernar es estar cerca, es escuchar a todos. A los que piensan como nosotros pero sobre todo los que piensan diferente. Las distintas miradas solamente nos enriquecen y nos hacen mejorar», remarcó el mandatario porteño. «La Ciudad que soñamos tiene un poco de los sueños de cada uno. Son 200 obras y proyectos en los que vecinos van a poder participar y decidir, votando a través de las redes sociales, por teléfono o en las reuniones con vecinos», manifestó. «Nos esperan 4 años juntos y vamos a dejar todo para que sean los mejores 4 años. Ahora a seguir trabajando por la Ciudad que soñamos», cerró el Jefe de Gobierno porteño.

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.