Luego de más de una década de fallidas negociaciones y tensas declaraciones y pujas políticas de los principales Estados en materia nuclear, finalmente se llegó a un acuerdo en este rubro entre los cinco países con derecho de veto en el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Rusia), Alemania e Irán.

Así, después de 13 años se acaba de firmar este martes en Viena, Suiza, “una hoja de ruta entre la República Islámica de Irán y la Organización de Energía Atómica de Irán para aclarar pasados y presentes temas pendientes relacionados con el programa nuclear iraní”, anunció Yukiya Amano, director de la Organización Internacional de Energía Atómica, organismo dependiente de la ONU.

Asimismo, Amano manifestó que uno de sus objetivos es presentar una evaluación definitiva antes de fin de año sobre el programa que tiene la nación asiática y sus potenciales características que puedan rozar el ámbito armamentista.

Entre los aspectos a tratar y tareas a realizar por parte de Irán, se estableció que deberán reducir de 19.000 a 6.100 centrifugadoras de enriquecimiento de uranio, también el uranio poco enriquecido de 10.000 a 300 kilos y tendrá que permitir los controles y supervisión del ente que lidera Amano.

Además, un punto que merece un tratado aparte, literalmente, es el de la base militar de Parchin, en la que se sospechan actividades vinculadas con experimentos llevados a cabo con armas atómicas. Sobre el tema, hasta el momento se negó el acceso a inspecciones y, por este motivo, se solicita expresamente facilitar el ingreso de los organismos de control.

Por supuesto, a cambio de los requerimientos a Irán, se levantarán los bloqueos petroleros de la Unión Europea para comercializar crudo y los límites a las entidades bancarias (se reabren las cuentas congeladas que en su conjunto superan los 100.000 millones de dólares).

Obama se mostró confiado

Pese a que aún el Congreso de Estados Unidos no aprobó el acuerdo, el presidente Barack Obama declaró que vetará cualquier ley que evite avanzar con el díálogo entre las naciones. “Tras dos décadas de negociaciones, Estados Unidos, junto con nuestros aliados internacionales, logró algo que años de hostilidad no consiguieron: un acuerdo integral a largo plazo con Irán que evitará que consiga un arma nuclear”, expresó el mandatario que culmina sus responsabilidades representativas el año próximo.

Por otra parte, Hasan Rohani, el par iraní, dijo en la televisión que “hoy no es el día del final, hoy es el día del comienzo, del comienzo para un nuevo movimiento, un nuevo regocijo, una nueva esperanza, un futuro mejor para los jóvenes, un movimiento más acelerado para el crecimiento y desarrollo de nuestro país”.

Pero no todos se mostraron a favor de esta iniciativa que promulga el diálogo para resolver conflictos en una escala global, porque el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, calificó de “error histórico del mundo” al acuerdo. Además, otra región que se opone al convenio es la que comprende al Golfo, ya que aseguran que esto les quitará peso político, inclinará la balanza e impulsará un poder económico sin precedentes para Irán. Nadie tiene certezas en el tema, lo que podemos augurar es que vienen épocas de cambio y cada uno defenderá sus intereses.

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.