A poco más de un año para las elecciones presidenciales, legislativas y de gobernadores de 2019, los funcionarios, dirigentes políticos y aquellos que aspiran a serlo comenzaron a preocuparse por sus posibilidades. Y, para eso, nada mejor que saber la opinión de la gente sobre ellos y sobre su actuación. Las universidades y consultoras juegan un papel importante en este tema. Por ejemplo, la Universidad de San Andrés realizó, a fines de agosto, su Encuesta de Satisfacción Política y Opinión Pública. Pero en un país como Argentina, tener en cuenta esos datos a un año de distancia, puede parecer ciencia ficción.

Caídas generalizadas

El dato principal de este estudio es que las dos figuras del PRO, el presidente Mauricio Macri y la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, registran tras casi tres años de mandato una caída pronunciada en su imagen. Diego Reynoso, director del relevamiento, precisó que “el Presidente cayó de un 67% de imagen positiva a un 38, mientras que la gobernadora cayó del 74 al 47%. El que más daño acusó fue el Presidente, que en la actualidad tiene un 57 por ciento de imagen negativa. En paralelo, la expresidente Cristina Fernández de Kirchner experimentó un crecimiento en su imagen positiva, pasando del 18% en noviembre de 2017 a un 28 por ciento en la actualidad. Pero su imagen negativa aumenta y llega casi al 70%. Pese a la baja de Macri y Vidal ningún dirigente opositor, incluida Cristina Kirchner, los supera en imagen positiva. En el caso de la expresidente su ascenso en imagen positiva no se traduce en una mejora general, ya que también aumenta su rechazo.

Un poco diferente es cuando se promedia la imagen positiva y la negativa, ya que en este caso quien queda primero es el radical Ricardo Alfonsín, por encima de María Eugenia Vidal. En este ítem queda tercera Margarita Stolbizer seguida por Elisa Carrió y Mauricio Macri. Detrás del presidente se ubican Horacio Rodríguez Larreta, Gabriela Michetti, Roberto Lavagna, Juan Manuel Urtubey y en el puesto 10 Sergio Massa. “Cabe destacar el posicionamiento de Ricardo Alfonsín, excandidato presidencial de la UCR en 2011, quien -con un alto nivel de conocimiento- sostenidamente tiene una imagen positiva que oscila entre el 51 y el 47%, según nuestra última medición”, indicó Reynoso.

Abajo la gestión

La imagen de los principales dirigentes políticos se modifica de acuerdo al partido al que pertenezcan y su cargo: quien tiene la mayor imagen positiva es la actual gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, con un 20% de imagen muy buena, 27 buena, 17 mala y 28 muy mala. La siguen Ricardo Alfonsín y Cristina Fernández de Kirchner con el 12% de imagen muy buena, aunque cuando se toma en cuenta la mala imagen, el radical tiene 9% y Cristina Kirchner el 54. Mauricio Macri cuenta con un 11 por ciento de imagen muy buena, 27 buena, 19 mala y 38% muy mala.

En lo que hace a la satisfacción con la marcha del Gobierno, se registra una caída desde el pico de mayor respaldo luego de las elecciones de medio término de 2017. En ese momento el oficialismo llegó a una aprobación del 53 por ciento. A fin de agosto cayó al 19%, su mínimo histórico. Por el contrario, el porcentaje de población disconforme con la actuación del macrismo llega al 79 por ciento. Si dividimos por Nivel Socio Económico (NSE), el segmento ABC1 muestra un 32% de aprobación, los sectores medios un 24 y los sectores bajos un 14%.

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.