Muchas personas no pueden con facilidad superar la pérdida de una mascota, una propiedad o un ser querido. Sin importar el grado de relevancia o cercanía que tenga lo ausente, el simple hecho de perderlo implica un duelo. Este se traduce en tristeza, dolor y resignación… esta como última etapa. Sin embargo, muchas personas no pueden hacer frente a esta situación y prefieren llevar el dolor por un plazo indeterminado. Cargan con el flagelo de una pérdida, lo impregnan, dramatizan el momento y se aferran a una imagen que ya no está.

Resiliencia

La inteligencia emocional no solo trata de superar la muerte, también es superar eventos traumáticos, reconstruir el futuro con un pasado infructuoso y tener resiliencia.

Al Siebert en su libro “La Resiliencia, construir en la adversidad”, nos indica cómo la nueva ciencia de la psicología de la resiliencia puede enseñarte cómo convertirte de manera rápida y sencilla en una persona resistente que encaje con su mundo.

Resiliencia significa ser capaz de recuperarse de eventos vitales que, a primera vista, pueden parecer totalmente abrumadores. Cuando la vida de la persona resistente sufre una interrupción, esta maneja sus sentimientos de manera saludable. Se permite sentir pena, ira, sensación de pérdida y confusión mientras están dolidos y angustiados, pero no dejan que esto se convierta en sentimientos permanentes. El resultado es que no solo lo superan sino que salen más fortalecidos que antes. Como diría Friedrich Nietzsche: “Lo que no mata me fortalece”.

Las siguientes pautas te guiaran hacía una verdadera inteligencia emocional:

Mantener una buena salud y energía cuando se esté sometido a presión.

Pensar de manera estratégica cuando hay alteraciones profundas.

Recuperarse rápidamente de los contratiempos.

Cambiar de estilo de vida y trabajo cuando no es posible mantener un buen clima y relaciones.

Reparar en los errores para aprender de ellos.

Hacer todo lo anterior sin actuar de una manera dañina o disfuncional.

En el mundo actual, la resiliencia es más importante que nunca. El periodo caótico y volátil que estamos viviendo no terminará pronto y se hace necesario tener más que nunca una vida enfocada en la fuerza de resistencia y en la inteligencia emocional. Evitá la autocompasión y date rienda suelta a todo lo que te haga crecer personal y profesionalmente, sin miedo a las adversidades.

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.