Este año en el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, Francia será el país invitado de honor. Siempre la presencia de personalidades y cine francés es notoria y este 2018 se intensifica. Léos Carax y Pierre Richard son dos de las figuras destacadas, pero en esta ocasión le dedicaremos un tiempo a Jean Pierre Léaud.

Antoine Doinel

Jean Pierre Léaud, que en este momento tiene la edad de 74 años, ha participado desde su infancia de forma icónica en la pantalla grande a nivel mundial. Nacido como una figura emblemática de la Nouvelle Vague francesa, en su temprana adolescencia fue quien le dio vida al personaje de Antoine Doinel.

El encuentro con el público está programado para el día martes 13 de noviembre a las 18 horas en el Museo Mar. El ingreso será de forma gratuita y por orden de llegada hasta colmar la capacidad de la sala. En el Festival, además, podrán verse algunos clásicos como “Besos robados” y “La maman et la putain”, y una de sus películas más recientes: “La mort de Louis XIV”, de 2016.

Jean Pierre Léaud ha encarnado a lo largo de su vida en varias películas el personaje de Antoine Doinel, un alter ego de Francois Truffaut. Se trata de filmes marcados por un gran contenido autobiográfico del director. Quienes tenemos el corazón marcado por Truffaut podemos pensar este momento como lo más cerca que podremos estar del pedacito de alma que queda de Truffaut, que si en algún lugar aún vive es, sin dudas, en Léaud.

La saga

“Los 400 golpes” fue la primera de esta serie de películas, con un niño pícaro y triste protagonista de una historia de abandono y de intento de escape imposible de un mundo que no lo quiere comprender y del que no sabe cómo defenderse. La cinta y su cara con ella se convirtieron en bisagra para la historia del cine y marcaron a fuego el comienzo de la época de la Nouvelle Vague que, pese a estar compuesta por varios directores desde sus inicios, “Los 400 golpes” es la primera referencia para hacer alusión a este periodo.

En “Antoine y Colette” (“El amor a los veinte años”) nuevamente retoma a Doinel, esta vez como un joven enamorado y con nuevos dramas que lo esperan. “Besos robados”, “Domicilio conyugal” y “El amor en fuga” son las demás películas de la inolvidable “saga de Antoine Doinel”. Todas con ese factor común del drama y que cada vez que hay una película de Antoine Doinel es para contarnos sobre un golpe en la vida. Con la sensibilidad que tenía Truffaut y el romanticismo seductor que le aportaba Léaud en sus interpretaciones, crearon una joya del cine que puede seguir tocando fibras sensibles para siempre.

Pero esto no es lo único que ha destacado al actor porque, además, ha trabajado con otro emblemáticos directores como como Jean-Luc Godard, Bernardo Bertolucci, Pier Paolo Pasolini, Aki Kaurismaki, Tsai Ming-Liang, Olivier Assayas, Jean Eustache y Albert Serra. Su importancia es a nivel mundial, por eso sigue siendo convocado constantemente por grandes directores para grandes papeles, porque su talento y su historia lo hacen una presencia monumental que, sin dudas, valdrá la pena intentar compartir en este festival.

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.