Hacemos un breve repaso sobre las actuaciones de la Selección Argentina en los mundiales, desde Uruguay 1930 hasta Brasil 2014, a tan solo unos pocos días de la próxima contienda en Rusia.

Corea del Sur – Japón 2002

Para este entonces, el seleccionador era el revolucionario Marcelo Bielsa, quien imponía un dibujo táctico particular y se basaba en la presión, con línea de tres en el fondo. En la fase de eliminatorias sudamericanas Argentina la pasó de gran manera: ganó 13 de los 18 encuentros e ilusionó a la parcialidad más que nunca de cara al próximo mundial que se avecinaba. La Albiceleste logró imponerse sin sobresaltos ante Nigeria por la mínima diferencia en el primer partido y en el segundo de ellos enfrentó nuevamente a Inglaterra que, con un gol de David Bechkam de penal, cayó. Esto provocó que las dudas empezaran a girar en torno a la clasificación a octavos. El tercer y aparentemente accesible rival fue Suecia, a quien no le importó esto y le jugó a Argentina de igual a igual. La selección escandinava supo adelantarse en el marcador a través de un gran tiro libre ejecutado por Andreas Svensson y, a partir de ese momento, todo fue nerviosismo en la selección de Bielsa, ya que el reloj jugaba en contra. Apenas se consiguió un empate luego de que Hernán Crespo capturara el rebote del penal errado por Ariel Ortega… y los sueños se fueron por la borda. Argentina quedó eliminada en primera ronda, marcando la peor actuación desde México 1970.

Alemania 2006

Luego de la renuncia de Bielsa tras conseguir la consagración en los Juegos Olímpicos 2004 en Atenas, Julio Grondona designó a José Pekerman como nuevo entrenador de la Selección Nacional, tras haber conseguido tres campeonatos mundiales en las divisiones juveniles.

El primer encuentro en la Copa Mundial fue contra la desconocida Costa de Marfil, a la cual logró imponerse por 2-1 tras una gran actuación de quien se empezaba a mostrar como conductor del equipo: Juan Román Riquelme. En el segundo juego la victoria se consiguió con sosobra tras imponerse por 6-0 ante Serbia y Montenegro, en un partido en el que se hallaron espacios para la generación de juego y la anotación de un gol luego de 25 pases seguidos (para muchos declarado como el mejor tanto de juego colectivo en la historia de los mundiales). El tercer y último partido de la primera ronda tuvo como rival a Holanda, con quien empató sin goles en un partido chato y en el que los dos ya estaban clasificados. El primer cruce decisivo fue contra el México de Ricardo La Volpe, que impuso un esquema que supo incomodar a la Argentina. El resultado en los 90 minutos fue de uno a uno con paridad casi absoluta entre los dos planteles. Ya en el primer alargue, Juan Pablo Sorín hace un cambio de frente para Maximiliano Rodríguez, este la paró de pecho y, sin que pique, clavó un zurdazo desde afuera del área para abatir la valla de Omar Pérez y así avanzar a la siguiente ronda.

En cuartos de final el conocido rival fue la dura Alemania. Argentina dio el primer golpe luego de un gran tiro de equina ejecutado por Riquelme para ponerle la pelota en la cabeza a Roberto Ayala, que se encargó de anotar. Luego de un duro choque entre Miroslav Klose y Roberto Abbondanzieri, este último quedó relegado del partido, lo que empezó a generar ciertas desconciertos en el conjunto de Pekerman. Así fue que el mismo Klose anotó de cabeza el empate, forzó la contienda al alargue y luego a los penales. En dicha instancia fue el arquero alemán Lehmann quien iba a ser el protagonista al tener un papel en su media en el que decía las habituales definiciones de los pateadores argentinos. Sea cierto o no, el alemán hizo lo suyo y atajó dos penales y clasificó a su selección a las semifinales. Argentina quedaba nuevamente eliminada.

Sudáfrica 2010

Luego de la renuncia de Basile a tan solo 50 días de la obtención de la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 2006 y a causa del distanciamiento que tenía con referentes del plantel, Grondona decidió romper todos los pronósticos y designó a Diego Maradona como nuevo seleccionador del conjunto nacional. Las actuaciones en las eliminatorias a cargo del 10 no fueron del todo buenas y, luego de un agónico empate frente a Perú en el Monumental y una trabajosa victoria frente a Uruguay de visitante, se consiguió la tan ansiada clasificación al próximo Mundial, por primera vez en tierras africanas.

A pesar de las dudas que generaba el planteo de la selección, esta logró pasar la primera fase sin sobresaltos: primero derrotó a Nigeria por la mínima, aunque sin sobrarle nada, luego a Corea del Sur por cuatro a uno y finalmente selló su clasificación a fase eliminatoria frente a Grecia con imposición por 2-0. Ya en octavos de final, Argentina se enfrentó a un duro México que le jugó de igual a igual. No obstante, el conjunto de Maradona liquidó la contienda por tres a uno con dos goles de Carlos Tevez, uno de ellos en clara posición adelantada. Nuevamente el rival, ahora en cuartos, era Alemania. Pero distinto a todos los enfrentamientos anteriores con la selección germana, este iba a tener un resultado lapidario para la Selección Nacional. Sufrió un aplastante 0-4 en un partido donde el único dueño y dominador en todo momento fue Alemania, dejó al desnudo la falta de coordinación del equipo de Maradona y consiguió una gran victoria y el pase a semifinales del Mundial de Sudáfrica.

Brasil 2014

Tras la escandalosa salida de Maradona al frente del plantel y el posterior despido de Sergio Batista tras la frustración de la Copa América disputada en tierras locales, Grondona esta vez designó a Alejandro Sabella como nuevo director técnico del conjunto nacional con poco tiempo para trabajar frente a las eliminatorias. Mas allá de actuaciones que dejaron algunas dudas, el nuevo entrenador supo imprimir su presencia y logró la clasificación en el primer lugar. El primer rival fue Bosnia y Herzegovina, a quien se impuso por 2-1 sin poder desplegar un juego contundente y con algunas dudas. El segundo de los rivales fue el tímido Irán que, con un planteo enfocado en defenderse, complicó mas de la cuenta a la Argentina, que a pocos minutos del final encontró la victoria con un gol de Lionel Messi. Nigeria fue el tercer rival a enfrentar en primera ronda y las cosas no iban a ser fácil para el conjunto de Sabella, ya que luego de un fútbol ofensivo pero bastante vulnerable en el fondo logró una ajustada victoria por 3-2 ante el conjunto africano.

El rival en octavos fue Suiza, selección que supo pararse en el campo rival y hasta generar las ocasiones más claras de gol, aún sin tener la posesión de la pelota. El cero permaneció en ambos arcos a lo largo de los noventa minutos, por lo que se extendieron dos alargues y, a tan solo dos minutos de que todo se defina por penales, fue Ángel Di María quien conectó un certero remate para darle la victoria a Argentina y el pasaje a cuartos de final. Bélgica fue el rival en dicha instancia y la selección se mostró un tanto más sólida y generó ocasiones de gol, pero sin demostrar una clara supremacía. Le alcanzó con un gol tempranero de Gonzalo Higuaín para marcar el único tanto del encuentro y clasificar a Argentina a semifinales después de 24 años sin conseguirlo. El nuevo rival fue Holanda, plantel plagado de figuras que se desempeñaban en las ligas de primer nivel mundial. El juego fue más bien estratégico que futbolístico, con ambos equipos con el principal objetivo de cuidar su arco y salir de contra. En una de ellas fue Robben quien estuvo a punto de marcar a los 90 minutos cuando Javier Mascherano, quizás el valor más grande de ese Mundial, intervino y forzó la definición por alargue y, posteriormente, a través de penales. Fue aquí cuando el arquero argentino Sergio Romero tuvo su momento de estrellato, contuvo dos penales y clasificó a la Argentina a la final.

Como en las de 1986 y 1990, la edición 2014 repetía a sus protagonistas: Argentina y Alemania. El duelo fue intenso y tenso, digno de una definición mundialista. Mientras Alemania mostraba su típico y gran manejo de la pelota, Argentina hacía lo propio y tuvo algunas chances claras para ponerse en ventaja. Un claro penal de Manuel Neuer a Higuaín que el árbitro decidió ignorar y otra del mismo Higuaín casi solo frente al arco que desvió su remate fueron las jugadas más destacadas. Luego Messi desperdició una ocasión cuando cruzó un disparo que atravesó todo el arco y se fue a pocos centímetros. Finalmente Rodrigo Palacio, ya en la prórroga, definió por arriba ante un Neuer que le salió a achicar de muy buena manera. Fue en el minuto 113 que el ingresado Mario Gotze recibió de Schurrle y, con un remate de zurda, aniquiló todo sueño argentino de coronarse por tercer vez en su historia.

Rusia 2018

Desde el próximo 14 de junio se estará disputando la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018, la primera en Europa del Este. Para dicho evento, la organización local ha realizado una inversión de 13.200 millones de dólares, cifra destinada en gran parte a la construcción y remodelación de estadios de alta tecnología. Como ya es costumbre desde Francia 1998, esta edición contará con 32 equipos con grandes ausencias del fútbol mundial, como Italia y Holanda.

Por su parte, Argentina disputará su 17º participación mundialista tras una angustiosa clasificación en la cual consiguió su pasaje en el último partido luego de cambiar la dirección técnica en tres entrenadores: Gerardo Martino, Edgardo Bauza y Jorge Sampaoli. El primer partido será frente a Islandia (debutante en mundiales) el 16 de junio, el segundo ante Croacia el 21 de junio y en el tercero enfrentará a Nigeria el 26 de junio. ¿Se dará esta vez?

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.