Luego de perder tres finales, Rosario Central se consagró campeón de la Copa Total Argentina tras empatar 1 a 1 y luego imponerse a Gimnasia y Esgrima La Plata en la definición desde el punto penal por 4 a 1. Además de conseguir el título, se clasificó a la próxima edición de la Copa Libertadores de América.

Un gol y nada más

Desde el principio se pudo observar que el partido tendría un tinte de lucha y poco juego. Y así fue: tanto Gimnasia como Rosario propusieron un encuentro disputado en la mitad de la cancha y con poca generación de fútbol. Ninguno de los dos estuvo decidido a arriesgar demasiado para no quedar desguarnecido en defensa, y eso decantó en un juego muy cortado y con poco para destacar. Sin embargo, el que primero logró trascender esa tendencia fue el Canalla, que tras una ocasión en la que la pelota quedó boyando en el área tras una serie de rebotes, el siempre olfativo Fernando Zampedri capitalizó en gol.

Con la necesidad que se le generó al Tripero tras dicho golpe, no tuvo más remedio que salir a buscar el empate, pero lo hizo evidenciando su necesidad y sin focalizarse en encontrar los circuitos para prosperar en ataque. Todo siguió muy disputado y el primer tiempo concluyó con una mínima ventaja para los de Edgardo Bauza.

Final ajustado

El segundo tiempo fue prácticamente una imitación del primero, aunque los de Pedro Troglio se decidieron a adelantar sus líneas y no darse por vencidos. Tal fue así que en los primeros minutos del complemento, Lorenzo Faravelli decretó el empate luego de que una buena combinación entre Santiago Silva y Maximiliano Comba sorprendió a la defensa rival, en posición de centro delantero. En ese momento el partido retomó su curso original y toda la paridad que se observó en el juego se terminó por plasmar en el resultado. Lo que restó de tiempo fue para demostrar que los dos equipos tenían la intención de quedarse con el título, aunque le dieron prioridad a resguardar el arco propio y no tanto a vulnerar el ajeno. Quizás el conjunto de La Plata fue el que estuvo un poco más cerca de ponerse en ventaja pero el arquero Jeremías Ledesma, de gran presente, se encargó de neutralizar todo peligro rival. Así se fueron los 90 minutos y todo debió definirse en los penales.

Penales

Nestor Ortigoza, Marco Ruben, Alfonso Parot y Matías Caruzzo anotaron para Rosario Central. Santiago Silva y Manuel Guanini fallaron sus remates para Gimnasia y Esgrima La Plata y el único del equipo que anotó fue Jan Hurtado.

Formaciones e incidencias

Rosario Central: Jeremías Ledesma; Gonzalo Bettini, Matías Caruzzo, Óscar Cabezas, Alfonso Parot; Néstor Ortigoza, Leonardo Gil; Washington Camacho, Federico Carrizo; Fernando Zampedri, Marco Ruben. Director técnico: Edgardo Bauza.

Gimnasia y Esgrima La Plata: Alexis Arias; Víctor Ayala, Manuel Guanini, Germán Guiffrey, Matías Melluso; Lorenzo Faravelli, Fabián Rinaudo, Lucas Litch; Maximiliano Comba, Santiago Silva, Horacio Tijanovich. Entrenador: Pedro Troglio.

Amonestaciones: 17′ Lorenzo Faravelli (Gimnasia y Esgrima La Plata), 29′ Leonardo Gil (Rosario Central), 29′ Manuel Guanini (Gimnasia y Esgrima La Plata), 43′ Óscar Cabezas (Rosario Central), 46′ Gonzalo Bettini (Rosario Central), 67′ Lucas Litch (Gimnasia y Esgrima La Plata), 93′ Matías Gómez (Gimnasia y Esgrima La Plata).

Goles: 19′ Fernando Zampedri (Rosario Central), 52′ Lorenzo Faravelli (Gimnasia y Esgrima La Plata). Estadio: Malvinas Argentinas (Mendoza). Árbitro: Patricio Loustau.

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.