“Fiesta Nibiru” es una producción cinematográfica uruguaya dirigida por Manuel Facal y realizada con el financiamiento colectivo de la plataforma de crowdfunding idea.me. Además, fue una de las protagonistas en la franja nocturna “Hora Cero” del 33° Festival Internacional de Cine de Mar del Plata.

Esta película craneada del otro lado del charco es un verdadero descontrol. En el amplio sentido de la palabra. En ese delirio descomunal hay una primera parte imperdible con dosis perfectamente logradas de humor, planos e influencias del mejor cine de ciencia ficción y personajes que dejan con muchas ganas de más apariciones. Todos los participantes de la historia dan lo mejor de sí y, en una caricaturesca noche de aburrimiento en un departamento con escasas comodidades, ofrecen un entretenimiento surrealista. Pero el descontrol se apodera de “Fiesta Nibiru”, y lo que parecía ser una gran película comienza a caer en picada, por la sola intención de “superarse” a sí misma. Pareciera que el desafío del guionista y director nacido en Suecia fuera materializar algo más estrafalario e improbable a cada sucesión de momentos.

Experiencia y experimento

Tal como anticipa el término Nibiru, que es el nombre de un planeta distante de la cultura babilónica, el film se centra en una reunión en el departamento de la particular Galaxia (interpretado por Verónica Dobrich), donde Peetee (Luciano De Marco) pasa el tiempo chateando y navegando por las redes. Ambos deciden, simultáneamente, no ir a la Fiesta Nibiru, por lo que se sabe muy popular. A raíz de este cambio de planes, invitan a XXX (Carla Quevedo), Navajo (Alan Futterweit) y Zeba Zepam (Emanuel Sobré) a pasar el rato entre drogas, pizza de corazón de pollo y cervezas. Pero el gran secreto de Galaxia sale a la luz y los planes comienzan a deformarse, en el estricto sentido de la expresión.

Antes de finalizar, vale destacar cada una de las actuaciones, diálogos, caracterizaciones y, por supuesto, un par de escenas en particular: el motivo de tristeza de Galaxia y cuando dos de los presentes están a punto de concretar un encuentro sexual.

De esta manera, la combinación de comedia negra, sci-fi y gore da por resultado “Fiesta Nibiru”, una producción cinematográfica en la que su sinopsis recomienda explícitamente no contar con demasiada información para sorprenderse en la sala. Y eso está garantizado… lamentablemente existe más de una forma de lograrlo, y la película intenta experimentar la mayor cantidad posible.

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.