Este es uno de los aspectos a los que se hace referencia el 29 de septiembre, “Día Mundial del Corazón”, como así también la prevención de ciertas afecciones cardíacas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) desde el año 2000 celebran este día y convocan a que cada uno de nosotros, como adultos, comencemos a adoptar hábitos saludables y que estos sean transmitidos a los más chicos desde la infancia. Algunos de los hábitos saludables a tenerse en cuenta son el control de peso, incrementar la actividad física, sumar treinta minutos diarios de caminatas, uso de escaleras, bailes, moderar el consumo de alcohol, incrementar la ingesta de frutas y verduras, tratar de disminuir la de grasas saturadas y de sodio y evitar el tabaquismo. Además, controlar la hipertensión que tiene que ser tratada, ya que es uno de los factores de riesgo de cardiopatía. Según la OMS, contribuye al 40% de todas las enfermedades del corazón y accidentes cerebro cardiovasculares.

Otras estadísticas al respecto informan que las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en el mundo y en la mayoría de los países de América, donde se estima que causan 1,9 millones de muertes al año. Con estas cifras se ejemplifica la importancia de tomar conciencia del cuidado del motor de nuestro cuerpo.

Por su parte, la Federación Mundial del Corazón eligió como lema este año el siguiente: “Emprende el camino hacia un corazón sano”, en el cual se aborda el tema desmitificando que solo los hombres o las personas mayores son más propensas a afecciones cardíacas y que, por el contrario, las mujeres y los niños también son vulnerables a ellas.

Como siempre indicamos en estos casos, lo más importante es que se consulte con el médico y él le indicará los pasos a seguir que, generalmente, será la realización de un electrocardiograma, que es la herramienta más útil y sencilla con la cual controlar el estado del corazón e indicar su tratamiento si así fuera.

Por último, recordemos que todos debemos realizarnos un chequeo cardiológico y, en especial, quienes presentan algunos de estos síntomas: dolor en el pecho, falta de aire, palpitaciones, hinchazón de piernas, personas en los cuales sus familiares más cercanos hayan padecido enfermedades cardiovasculares, hipertensas, quienes se encuentran excedidas de peso, aquellos que fuman y los hombres y mujeres a partir de los 35 años, a pesar de que no presenten ninguno de estos síntomas, ya que lo importante es poder prevenir y cuidar nuestra salud.