Bélgica culminó su mejor participación en una Copa Mundial de Fútbol de la FIFA con un triunfo por 2-0 ante Inglaterra con goles de Thomas Meunier y Eden Hazard, la gran figura del certamen. El partido tuvo cita en San Petersburgo.

Golpear de entrada

La primera situación del juego no pudo concluir de mejor forma para los Diablos Rojos… en esta ocasión vestidos de amarillo. Un ataque por la banda izquierda comenzó con Romelu Lukaku, que asistió a Nacer Chadli, que envió un pase rasante para encontrar a Thomas Meunier solo frente al arco para empujar el balón a la portería de Jordan Pickford, que nada pudo hacer para evitar el 1-0.

Así, con el tanteador abierto desde el inicio, el equipo belga reflejó su mejor versión: toques, profundidad, lujos y a Eden Hazard en un nivel futbolístico y mental que lo colocan como el gran jugador de esta edición de la Copa Mundial. Inglaterra, por su parte, no encontró en ningún momento las formas de vulnerar a una defensa ordenada y sólida, algo que hasta el momento fue la gran deuda pendiente del combinado que a la postre obtendría el tercer puesto en la competencia.

Además, a cada intento inglés se respondía con una contra, lo que retrotrajo la iniciativa de los dirigidos por Gareth Southgate, que lentamente comenzaron más a cuidar su propia meta que visualizar la del contrario. Así, con una superioridad abrumadora, culminó un primer tiempo impecable para Hazard y compañía.

En el segundo, el segundo

El periodo complementario mantuvo el esquema tal como cerró la primera parte. Bélgica era amo y señor del encuentro, Inglaterra temía más por sufrir otro gol que marcar la igualdad y las chances se diluían sin Harry Kane certero y Raheem Sterling veloz pero sin claridad de juego. Para colmo de males de los ingleses, Kevin De Bruyne volvió a tener el nivel que lo supo llevar a ser una de las promesas de esta cita mundialista y tuvo un gran partido, a diferencia del anterior frente a Francia. Por eso, no fue extraño que la participación belga en la competencia termine con un gol de Hazard a los 82′, que estiró la ventaja y desató los merecidos festejos para un equipo que hizo historia y dejó al mundo deportivo con ganas de mayores merecimientos y lauros.

Formaciones e incidencias

Bélgica: Thibaut Courtois; Vincent Kompany, Toby Alderweireld, Jan Vertonghen; Axel Witsel, Youri Tielemans, Thomas Meunier, Nacer Chadli, Kevin De Bruyne, Eden Hazard; Romelu Lukaku. Entrenador: Roberto Martínez.

Inglaterra: Jordan Pickford, Harry Maguire, John Stones, Phil Jones; Eric Dier, Fabian Delph, Ruben Loftus-Cheek, Kieran Trippier, Danny Rose; Harry Kane, Raheem Sterling. Director técnico: Gareth Southgate.

Goles: 4′ Thomas Meunier (Bélgica), 82′ Eden Hazard (Bélgica). Amonestaciones: 52′ John Stones (Inglaterra), 76′ Harry Maguire (Inglaterra), 93′ Axel Witsel (Bélgica). Árbitro: Alireza Faghani (Irán).

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.