Inspirada en la historia real de José Mujica, Mauricio Rosencof y Eleuterio Fernández Huidobro, y dirigida por Álvaro Brechner, llega “La noche de 12 años” luego de su positiva recepción en el Festival de Cine de Venecia y en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián.

1973. Uruguay está bajo el poder de la dictadura militar. Una noche de otoño, nueve presos tupamaros son sacados de sus celdas en una operación militar secreta. La orden es precisa: “como no pudimos matarles, vamos a volverles locos”. Tres de estos hombres permanecerán aislados durante 12 años.

La película es protagonizada por el Chino Darín (Mauricio Rosencof), Alfonso Tort (Eleuterio Fernández Huidobro) y el español Antonio de la Torre (José “Pepe” Mujica). Los tres actores tuvieron un importante trabajo de investigación previo y también de preparación física para el rodaje: todos bajaron muchísimo de peso, lo cual les significó un duro y agotador proceso. El agotamiento que ellos vivieron durante la filmación se traduce en una película que es un proceso de desgaste para el espectador, y que en su duración condensa de la mejor forma que puede la eternidad de doce años en esas condiciones.

Resistir

En palabras de Mauricio Rosencof, la realidad que estaban viviendo no era “vivible” y “La noche de 12 años” es eso, es sobre ese espíritu y las fuerzas para resistir esa realidad y el intento de doblegarlos que quedó en intento. Las fuertes personalidades de estos tres hombres son el motor del alma de la película y la respuesta a la pregunta de cómo resistir a semejante circunstancia.

Con dolor y esperanza, el film recorre los espacios que estos hombres recorrieron durante doce años aislados y rozando la locura con un trabajo minucioso de los actores que frente al casi no poder interactuar, se cargaron al hombro el trabajo de expresar mediante el silencio. Darín tuvo la posibilidad, habilitado por el mismo Mauricio Rosencof, de hacer su versión libre del personaje sin la presión de tener que parecerse a él. Por otro lado, Alfonso Tort no llegó a conocer a su interpretado que falleció poco antes de que el actor se incorporara al proyecto. Antonio de la Torre tiene un trabajo impecable por representar a un personaje tan popular como Mujica, sobretodo en la precisa reproducción de la particular voz y dicción de Pepe.

Sobre los momentos de humor que hay en varios momentos, cabe un análisis y una comparación con nuestras películas sobre la última dictadura cívico militar. En nuestro cine suele haber una mirada, sin dudas, sobre el aspecto desgarrador, y en “La noche de 12 años” hay cierta tranquilidad de que luego de todo eso el camino siguió en la dirección ideológica más cercana a los protagonistas, y con esa situación actual y habiendo tenido incluso como presidente a Pepe Mujica, pueden hacer otra lectura de los hechos, con el mismo sentido de injusticia y dolor pero con una cuota más de esperanza.

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.