El jueves 14 de junio se dio comienzo a la cita más grande del mundo en la que todos, sean de la nacionalidad que sean y estén o no con sus países en la Copa Mundial de Fútbol de la FIFA, seguramente siguen a través de algún medio la competencia. El de Rusia no será un torneo más, no tiene únicamente un significado deportivo sino que en la geopolítica que se vive hoy día, con su presencia en Siria está jugando otro torneo y, con ello, conlleva un temor que muchos miran de reojo pero que no hará detener a la competencia deportiva… esta es la del Estado Islámico (ISIS).

En los últimos tiempos Rusia ha estado preparando un operativo de seguridad contra los hooligans, esos hinchas furiosos ingleses que desean con muchas ansias pelearse con los rusos que poco toleran otras maneras de vivir. En el operativo de seguridad que se lleva adelante en Rusia, están presentes los efectivos policiales sumados al ejército que custodia no solo las inmediaciones de los estadios sino todas las ciudades que son sede del Mundial 2018.

Controles

En este sentido, están presentes más de 40 mil hombres a cargo de la seguridad de los estadios y del público evitando cualquier alboroto de los violentos. Para este asunto la FIFA implementa el Fan ID que identifica a cada hincha, y aquellos que sean violentos y tengan aplicado el derecho de admisión serán desalojados, hasta podrían ser extraditados a sus respectivos países.

Los especialistas aseguran que este mundial será el más seguro de la historia y que eso hará que las medidas preventivas sean rigurosas en cada partido. El gobierno ruso ha destinado más de 11 mil millones de dólares a la organización de este torneo y en materia de seguridad ha superado la inversión a los mundiales anteriores.

Figuras amenazadas

Se sabe que Rusia tiene un papel relevante a nivel global y, sobre todo, una participación activa en el conflicto que se lleva adelante en Siria, quienes han salvado al gobierno de Bashar al Assad gracias a su intervención, y han mantenido a toda Siria en pie. Pero uno de sus principales rivales en dicha guerra es el tan temido grupo terrorista ISIS, que ha sabido llegar a Europa y que en algunas oportunidades ha tocado suelo ruso en los que produjeron algunos ataques. Por eso el Estado Islámico tampoco quiso perderse la copa y ya ha hecho sus tradicionales amenazas a través de imágenes en las que han advertido a algunos jugadores como Lionel Messi, Cristiano Ronaldo y Neymar, entre otros, sobre lo que podría pasarles.

ISIS está preparado no solo para atacar con coches bomba sino que ya han dicho en varias oportunidades que sus lobos solitarios podrían actuar sin armas de gran poder, sino con cualquier elemento que haga daño como un simple vidrio. Por eso, en Rusia habrá que estar atentos, no generar pánico, pero sí prestar atención a estos personajes que, de alguna manera, querrán hacer venganza por lo que sucede en Siria e Irak.

Asimismo, Vladimir Putin ha sido objeto de estos afiches con sangre que han aparecido en las amenazas de los medios del ISIS, por eso no será menor la seguridad de Rusia y hay que tomar recaudo acerca de lo que pueda llegar a ocurrir en inmediaciones de los estadios.

Sin miedos

No hay que generar temor ni viajar a Rusia con miedo sino solo estar atentos. Durante un mes tendrá puestos los ojos del mundo entero sobre su territorio y qué mejor vidriera para ISIS. No es solo un torneo deportivo, y el partido inaugural como el de Rusia y Arabia Saudita pudo ser algo simple ante los ojos del aficionado, pero en el tablero geopolítico son dos rivales en territorio sirio. De todas formas, Rusia no ha dejado nada al azar y apostará fuerte por la seguridad en “su mundial” y creará uno de los cercos de seguridad más grandes de la historia. Que el torneo comience y termine en paz.

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.