Lo que parece común en muchas partes del mundo, para el Líbano es todo un suceso. Si para elegir un presidente estuvieron dos años, formar un gobierno debería ser un trámite en esas tierras.

Sesgado por los continuos roces con sus países vecinos, el Líbano es un país que podría llegar a entrar un centenar de veces en nuestro territorio pero, así y todo, tiene sus claros problemas políticos, ya sea por sus dirigentes o por las influencias constantes de los que quieren dominar sus suelos.

Así, nueve meses después de las elecciones legislativas, el primer ministro Saad Hariri, al que recordarás por haber sido secuestrado y obligado a renunciar desde Arabia Saudita y luego reintegrado por Francia y retomadas sus tareas como tal, pudo conformar algo que muchas veces parece un acertijo difícil e imposible de acertar.

Hombres… y mujeres

Este jueves 31 de enero, Saad Hariri logró conformar su gabinete con una treintena de ministerios, como para arrancar una agenda bastante compleja que tendrán por delante, ya que el país del cedro debe afrontar muchos inconvenientes financieros y sociales.

Además, una de las novedades mas importantes de la formación de un nuevo gobierno es la inclusión de 4 mujeres a cargo de ministerios. Esto podría sonar algo común por estas latitudes, pero en el Líbano la injerencia de la mujer está teniendo una relevancia muy alta y su papel es cada vez más clave en diferentes sectores de la política.

En la repartija de ministerios podemos citar algunos como el de Energía y Agua, que estará a cargo de Nada Boustany. Defensa, Justicia y Economía estará a cargo del partido Político Libre del presidente Michel Aoun. El ministerio de Relaciones Exteriores seguirá a cargo de Gibran Bassil, que lleva adelante un trabajo fino con la diáspora libanesa alrededor del mundo. Finanzas quedó a cargo de Ali Hassan Khalil del Movimiento Amal y, como no podía ser de otra manera, Hezbollah tendrá su lugar en Salud.

El Líbano incluye a Hezbollah dentro de la mixtura de partidos y este deberá tener algún papel dentro del gobierno formado, ya que el “Partido de Dios” ha sido uno de los que trabó la formación del gobierno en la última elección. Tendrá un ministro que representará a los 6 diputados chiís de Hezbollah.

La elección de 4 mujeres en los ministerios es un paso importante en Medio Oriente para sus derechos. En esta oportunidad, Raya Al Hassan estará a cargo del Ministerio del Interior. Ella representa al Partido Corriente del Futuro que responden a Hariri. Por otro lado, Nada Boustany también será parte del gobierno al igual que Violette Khairallah Safadi y May Chidiac, quien en 2005 perdió el brazo y pierna izquierda en un brutal atentado.

Nuevos desafíos

El Líbano deberá afrontar un desafío muy grande en lo financiero, con una deuda externa estrafalaria y una situación social moderada, pero con 1,5 millones de refugiados, la mayoría ubicados en los campos de refugiados y otros transitando por el país sin coberturas sociales ni de salud.

De esta manera, hablamos de una situación regional complicada luego de la guerra en Siria, la frontera sur junto a Israel se ha vuelto inestable al encontrar varios sitios subterráneos realizados por Hezbollah y denunciados por Israel como “posibles lugares para atentar”.

La formación de este nuevo gobierno es un pequeño respiro, pero con mucho trabajo por delante para diseñar normativas que deberán ayudar al Líbano. Por otra parte, la situación de la mujer llegó a ubicarse en lugares estratégicos del gobierno, pero aún leyes prehistóricas debilitan la esperanza de poder progresar y obtener más y mejores derechos para las mujeres. Líbano es una tierra de ejemplo de paz para las confesiones, pero aún tiene una deuda con la mujer.

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.