Los hermanos Luciano y Nicolás Onetti este jueves 8 de marzo estrenan “Los Olvidados” y suman, con esta película, una gran pieza al cine de género de terror nacional.

Gran exponente del terror

Por lo típico del género y la estructura, la película puede asemejarse a otras. Sin embargo, lo que la destaca de otras producciones está en su forma de explotar el material que ofrece el terreno nacional. Mientras que, en general el cine de terror nacional tiene una tendencia a extranjerizar o hacer demasiado neutra la puesta en escena y resulta un tono extraño y sin identidad, los hermanos Onetti se apropian de la identidad argentina de una manera inteligente. Por ejemplo, cuando exploran un sitio tan nuestro como Epecuén y exprimen todo su potencial como locación terrorífica o también cuando encuentran, en un buen tango, la musicalización perfecta para volver más perturbadora una escena.

En cuanto al despliegue visual este es muy bello y la composición musical de Luciano Onetti completa el gran cuadro. Sobre el registro, no es una película de sobresaltos y explosiones sonoras sino más bien se trata de una película que da miedo, que incomoda, que genera nervios y ansiedad. Resulta altamente efectiva.

Por otro lado, por fin se puede ver sangre y “tripas” en un nivel no ridículo que desentone con lo fuerte de las escenas. Los momentos con aires de un humor muy liviano refrescan y algunos podrían tomarse hasta como un destello paródico o bizarro. Grandes aplausos.

Vale mencionar las impecables interpretaciones de Mirta Busnelli, Gustavo Garzón, Agustin Pardella, Victoria Maurette, Victorio D’Alessandro, Damián Dreizik, Paula Prasca, Paula Sartor, Chucho Fernández, Germán Baudino, Evan Leed y Tamara Garzón.

Epecuén, el escenario

Un grupo de jóvenes parte a las ruinas de Epecuén a filmar un documental sobre los fatídicos acontecimientos que borraron del mapa a esa localidad bonaerense en los años ochenta. Lo que no saben es que allí los espera una serie de terribles personajes que les demostrarán que hay cosas peores que la muerte.

Epecuén es el nombre de un pueblo turístico en ruinas ubicado en la provincia de Buenos Aires, situada a 7,3 kilómetros de la ciudad de Carhué, a la vera del lago homónimo. En 1985 una inundación provocada por una creciente del lago sumergió a la ciudad completamente bajo el agua, obligando a su evacuación total. Recién en los últimos años el agua comenzó a retirarse y dejó a la vista las ruinas de la ciudad, que se han convertido en sí mismas en un atractivo turístico.

Slasher, el estilo

El slasher es un subgénero del cine de terror relacionado con el gore por su alto contenido brutal, explícito y sangriento. Algunos elementos particulares son la presencia de un asesino generalmente impulsado por venganza; las armas corto-punzantes como cuchillos, machetes, hachas o sierras eléctricas; el grupo de jóvenes; el sexo, las drogas y además los victimarios con el rostro cubierto o alguna desfiguración.

Asimismo, algunos antecedentes de este género pueden tener sus orígenes en “Profondo rosso” (1975) de Dario Argento y ya con el género más formalizado, “Halloween” (1978) de John Carpenter, “A Nightmare on Elm Street” (1984) y “Scream” (1996) dirigidas por Wes Craven o “The Texas Chain Saw Massacre” (1974) de Tobe Hooper.

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.