Se nos va otra semana de bellas noticias en materia política y, para mantener fresca la memoria, compartimos el habitual resumen con las novedades más jugosas de nuestra clase dirigencial.

Noticias de la Gorra

Estalló el escándalo con Facebook, ya que una cámara oculta a una consultora politica inglesa se confirmó que utilizaban esta plataforma para hacer campaña política sucia en varios países, incluida la Argentina. ¿Y a que no sabés quién conoce al dueño de esta consultora? Alcira Argumendo no. Casualmente, el presidente Mauricio Macri es el padrino de una ONG cuyo presidente es el dueño de esta consultora. Jamás lo hubiésemos imaginado. Si solamente gastó 50 millones en pauta oficial en esta plataforma el último año.

Menos mal que Mauricio no solo manda pauta a las redes sino que también le paga suculentas sumas a periodistas como Luis Majul, que en su última entrevista le dijo que “se parece al Che Guevara”. Hay que mandarlo rápido a la selva boliviana, entonces.

Por suerte, el Servicio Penitenciario de este país entendió el concepto de crímenes de lesa humanidad y pasó una lista de personas que por su edad deberían cumplir el resto de su condena en su casa… en la que entre otros está Alfredo Astiz. Pero eso no es todo… siempre está la inentendible Graciela Fernández Meijide para bancar esta medida. Quizás no le desaparecieron suficientes hijos.

El hit del verano abandonó definitivamente las canchas de fútbol y ahora, para sorpresa de Marquitos Peña, se está instalando en otros ámbitos como, por ejemplo, la Legislatura mendocina gobernada por Cambiemos. ¿Te acordás cuando la gente empezó a cantar “se viene el estallido”?

Por otra parte, Aníbal Fernández salió del baúl y tiró que “en 2019 ganamos nosotros”, pero si va él en la provincia de Buenos Aires pierde hasta con Fernando Iglesias.

Finalmente y en su rol de senadora, Cristina Fernández propuso una compensación para jubilados. Mirá vos, qué lástima, si se hubiese acordado durante su gobierno en vez de vetar el 82% móvil se evitaba ahora todo este laburo.

puntocero 2016

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.