El arte nos salva de la angustia. Sin dudas, la música nos ayuda a vivir mejor, al parecer, de distintas maneras. El reconocido músico rosarino lanzó un nuevo disco titulado “Dreaming Rosario”, a beneficio de los damnificados por la explosión de un edificio en su ciudad natal durante los primeros días de agosto de este año. La tragedia dejó graves consecuencias y el artista decidió cooperar.

dreaming-rosarioEl disco reúne canciones de distintas épocas del músico, quien inició su carrera a los 13 años. Se trata de una compilación de 10 temas: “Será”, “Mirá quién vino”, “El niño alado”, “La sirena y el marinero”, “Telarañas cabaret”, “Marietta”, “La vida sin Luis”, “Ennio en mí”, “Amor es locura”, “Las aguas del mar”, “Dreaming Rosario”. Se encuentra disponible para comprar únicamente a través de iTunes en el siguiente link http://smarturl.it/DreamingRosario

Este álbum tiene una energía muy diferente al álbum “El sacrificio” que Páez lanzó recientemente, por lo cual “Dreaming Rosario” sorprendió bastante. Mientras “El sacrificio” transmite cierta furia y rebeldía, esta producción, desde su tapa, nos invita a un lugar tranquilo: el sueño. Hay algo de esa mezcla que conlleva lo lindo de lo nuevo y la calidez de lo ya conocido.

fito

La totalidad de lo recaudado con el disco de aquí a dos años será donado a las personas perjudicadas por la tragedia del 6 de agosto a través de Mundo Invisible y Red Solidaria.

“Dreaming Rosario” contó con la participación de Claudio Cardone, Guillermo Vadalá, Osvaldo Fattorusso y Diego Olivero. El tema “Mama Luna” fue compuesto también por Pancho Luna. Los demás pertenecen a Fito.

Sumada a la genialidad del músico, que no necesita publicidad alguna, ahora tenemos otra motivación para hacer clic y escuchar.

 

 

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.