Integrantes del Laboratorio de Investigación y Desarrollo de Aplicaciones Interactivas para la Neuro Rehabilitación (LANR) del Instituto de Fisiología Celular (IFC) de la UNAM desarrollaron videojuegos para la neuro rehabilitación de personas que fueron afectadas en su motricidad a causa de un evento vascular cerebral (EVC), primera causa de discapacidad adquirida en adultos mayores.

El objetivo es que los afectados inicien, en forma temprana, su terapia con la mayor frecuencia posible mediante videojuegos que les permitan hacer sus ejercicios en ambientes virtuales y desde la comodidad de su hogar.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) alerta que las principales causas de mortalidad en el mundo son la cardiopatía isquémica y el accidente cerebrovascular, que ocasionaron 15 millones de defunciones en 2015 y han sido las principales causas de mortalidad durante los últimos 15 años.

Incidencia del ACV

Según la OMS, el accidente cerebrovascular (ACV) es la enfermedad neurológica más frecuente, con una incidencia promedio mundial de 200 casos por cada 100.000 habitantes cada año y una prevalencia de 600 casos por cada 100.000 habitantes. Según su naturaleza patológica se divide en isquémico y hemorrágico.

Además, representa un significativo problema social y sanitario, dado que es una enfermedad directa y agudamente incapacitante a cualquier edad, y los factores más determinantes de los resultados, tanto en la mortalidad como en la función, son la severidad y la evolución del daño neurológico.

Al respecto, Yoás Saimon Ramírez Graullera, responsable técnico del LANR, aseguró que están trabajando en un protocolo de investigación con el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía para probar los juegos con pacientes, quienes reciben 20 minutos de terapia tradicional y 40 de videojuegos. El estudio durará seis meses y se comprobará si hubo mejoría.

¿Qué es el LANR?

El LANR se creó en 2014 con motivo de la aprobación de la licenciatura en Neurociencias y se decidió comenzar a trabajar con el evento vascular cerebral, también llamado infarto o derrame cerebral, debido a su alta incidencia en países con índices de obesidad altos como el caso de México.

Cómo y con qué se crearon los videojuegos

Para crear los videojuegos utilizaron el motor Unity y varios sensores, mouse ergonómicos, volantes y visores de realidad virtual. Yoás Ramírez detalló que se creó un guante de datos para detectar cuando el pulgar hace contacto con otro dedo, en caso que se requiera rehabilitar la motricidad fina de la mano; y un mouse ergonómico con el que la persona debe abrir la mano lo más que pueda. En relación a este tema, vale mencionar que los videojuegos tienen tres interfaces: para la clínica, para los terapeutas (quienes pueden revisar el progreso de rehabilitación y programar rutinas personalizadas) y para el paciente. Todos se crearon en conjunto con una especialista en neuro rehabilitación.

Entre los juegos desarrollados en el LANR están “Topo-crisis”, donde se le debe pegar al topo antes de que se esconda, y se utiliza para rehabilitar la fuerza muscular del hombro, codo y muñeca, así como el rango de flexibilidad en el plano horizontal.

En otro de los juegos el individuo asume el rol de un arquero de fútbol y trata de detener la mayor cantidad de penales posibles, para recuperar el rango de movilidad articular y la fuerza muscular del hombro.

Con la ayuda de dispositivos con pantallas táctiles, los movimientos de arriba hacia abajo y de izquierda a derecha, se pretende ayudar para que la persona vuelva a escribir o rehabilitar el sistema viso-motor y la coordinación ojo-mano.

Por último, el “Sandwichmanía” utiliza el guante de datos. Un dedo se asocia con un ingrediente y el individuo debe tocar con cada uno para preparar su sándwich. Así se espera mejorar la motricidad fina de los dedos.

Algunos videojuegos todavía están en fase de prototipo pero se espera llevarlos a instituciones de salud públicas y privadas, y a los especialistas, para beneficio de los pacientes. Este tipo de rehabilitación no remplazará a la tradicional sino que será un complemento para una óptima recuperación de las funciones perdidas debido a la patología.

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.