Con su disco debut a cuestas, el trío rockero Noúmeno sube peldaños en el circuito porteño y el próximo acto los verá pisar, por primera vez, el escenario de The Roxy Live en el barrio de Palermo el domingo 12 de agosto.

De esta forma, Marco Siracusano (voz y guitarras) y Sebastián Eugui (bajo y coros) formaron el trío con la incorporación de Fernando Santodomingo (batería) a mediados de 2015 desde “la necesidad de formar un proyecto musical sólido, con énfasis fundamentalmente en la melodía de canciones y también un concepto claro y efectivo detrás de las letras”, tal como rezan sus redes.

“El hecho de que ya tengamos un staff estable de personas que nos ayudan hace que el proceso de preparación sea mucho más fácil y profesionalizado”, reconoce la banda a la hora de contarnos cómo encaran la previa de tan importante recital. “Realizamos los ensayos de las canciones simulando lo que será el show e intentando, de esta manera, minimizar los imprevistos. Los días previos se viven con ansiedad… ya queremos estar arriba del escenario tocando”.

El 2018 los recibió con un Beatflow a sala llena en la que compartieron tablas con la banda Signos para luego girar por distintos lugares de la provincia de Buenos Aires. “Estamos en una evolución paulatina, que intentamos sea a pulso constante”.

¿Cómo viven este intenso camino musical?

“Noúmeno hace mucho hincapié en el cambio, la evolución, el aprender. Y desde ese lugar usamos nuestros shows como plataforma de test para ir probando y experimentando puestas en escena. Filmamos todos los shows para luego evaluarlos desde nuestra óptica y el público. En esta instancia, definimos qué fue lo que funcionó y qué no, qué se puede repetir y qué no. Ver en estos videos cómo la concurrencia de público comienza a crecer y los temas comienzan a corearse es la parte gratificante del trabajo que venimos realizando”.

“Nadie Sabe Nada” es el nombre del disco debut editado el año pasado pero que tuvo un proceso que se inició a fines de 2016. “Es nuestra carta de presentación. Cuando nos formamos como banda sabíamos que queríamos tener nuestras propias canciones para mostrar, y que a partir de las mismas pudieran identificarnos fácilmente”, afirman.

¿Cómo fue ese proceso de grabación?

“La grabación siempre es uno de los procesos más divertidos, más allá de la seriedad que merece el momento que significa dejar registro de tu música. El disco lo grabamos en Deja Vu estudios, con un excelente grupo humano: Aníbal Buonarcorso (ingeniero de grabación) y León Maturana (Drum Dr.). Lo mejor de esos momentos son las amistades que se formaron y todo lo aprendido durante las jornadas de composición, pre producción, grabación y post producción.

En una búsqueda y encuentro constante de sonido propio, Noúmeno transita las bases rockeras con la canción como protagonista, viajando entre estribillos compradores y distorsiones más entrecruzadas. “Nos atraen los retos creativos. Bajo esa premisa las canciones que hoy hacemos tal vez puedan ser totalmente diferentes el día de mañana. Siempre evitaremos caer en los encasillamientos, pero sí buscaremos intensamente la impronta y el sello distintivo que permita el día de mañana identificarnos como Noúmeno”.

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.