La Asignación Universal por Hijo (AUH) fue un importante factor en el descenso de mortalidad infantil que registró nuestro país en la última década. Así lo señala un estudio del Grupo de Estudios de Economía Nacional y Popular (Geenap) basado en estadísticas oficiales.

Pero los logros se extienden más allá de la fronteras, ya que Brasil y Uruguay son los otros dos países sudamericanos que más han disminuido esa problemática.

niñosLa entidad expresó que “en la última década existió un importante proceso de reducción de la mortalidad infantil en los países de Sudamérica”. En el caso de Brasil indicó que “redujo 38% dicho indicador entre el 2003 y el 2012”, pese a lo cual el principal socio comercial de la región “presenta en términos relativos altas tasas de mortalidad infantil, de 16 por mil”. Por el lado de Uruguay y Argentina, la reducción fue del orden del 30% pero las tasas de mortalidad infantil son menores que en el gigante sudamericano.

En lo que hace a cifras “al interior de la región, Chile, Argentina y Uruguay se presentan como los países de menor mortalidad infantil de la región”.

Haciendo mención específica de Argentina, “la reducción de la mortalidad infantil entre 2003 y 2012 fue de 33%, siendo el actual ratio de 11 por mil”. El Geenap considera que la AUH ha ayudado desde su instauración en 2008 a que las madres se comprometan a efectuar controles médicos de sus hijos ya desde la época de gestación. A cambio, la mujer es beneficiaria de una pensión económica. Además se debe cumplir con la escolaridad obligatoria de los menores.

“Dada la centralidad que presenta para el gobierno nacional las políticas sanitarias para la primera infancia, se ha presentado como objetivo para este año reducir la mortalidad infantil a 9,8 por mil”, se señala en el estudio.

AmartyaSenEl economista indio Amartya Sen, Premio Nobel 1998, asegura que “la inversión en la niñez representa una parte fundamental en el proceso general de desarrollo de un país. De allí la importancia de la inversión estatal en políticas destinadas a la niñez”.

Por su parte, el Geenap expresa que “el primero y más inmediato vínculo entre la inversión en niñez y el desarrollo responde a las políticas destinadas a reducir la mortalidad infantil”.

“Este indicador refleja las defunciones de niños de cada mil nacimientos registrados. En este sentido, las inversiones públicas en programas de nutrición, inmunización y cuidado infantil reducen de forma radical la tasa de mortalidad infantil”, se explica en el análisis.

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.