Si la declaración de Donald Trump de trasladar su embajada a Tierra Santa generaría polémica, en las últimas horas otro suceso ha desencadenado una oleada de malestares en Medio Oriente. No se trata de ninguna ofensiva militar ni movimiento de la Casa Blanca, esta vez se trata de un simple partido de fútbol.

La selección argentina estará presente el próximo 9 de junio en Israel para jugar un partido amistoso contra la selección local, un partido que la AFA espera con ansias por el rédito económico que generará. Lo que parece un simple partido de fútbol generó malestar en la población palestina que, enfrentados a los israelitas desde hace tiempo, esta vez se proclamaron en contra de este partido en el suelo de Jerusalén.

Juego sobre tumbas

La Federacion Palestina de Fútbol, a través de su presidente Jibril Rajoud, ha manifestado su total malestar contra la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) por este partido y, sobre todo, apuntaron contra el astro mundial Lionel Messi por jugar en suelo donde se derramó sangre. Si bien el partido en principio se iba a disputar en Tel Aviv luego se trasladó a Jerusalén, lo que causo más clima de tensión y agresiones hacia el plantel argentino.

Los palestinos han llamado a quemar camisetas y afiches de Messi por su presencia en dicho encuentro, ya que interpretan que es todo un insulto jugar en ese estadio en el que tiempo atrás arrasaron con un pueblo para construirlo. Este barrio al que hace referencia es el de Malha, que hace 70 años sufrió el ataque del ejército israelí para luego instalarse un estadio. Allí se construyó el Estadio Teddy Kollek al sur de la ciudad de Al-Quds. Además, yace la tumba de mártires palestinos y es por eso que solicitan que no debería jugarse.

“Traspasa los límites deportivos”

“Esperamos que Messi no venga”, declararon los titulares locales por la presencia del mejor jugador del mundo en aquellas tierras. Asimismo, se presentó un escrito ante la representación argentina en Ramallah: “El gobierno israelí convirtió un partido deportivo en un uso político de la situación, por eso creen que el partido de fútbol traspasa los límites deportivos y los convierte en una situación política.

Por su parte, un grupo de 70 niños palestinos escribieron una carta que hicieron llegar a Messi para que no participe del amistoso. “Vienes a jugar sobre nuestra aldea destruida”, expresan, “estamos felices de que vengas a jugar, eres nuestro ídolo, pero estamos decepcionados de que el partido sea en ese lugar, muchos de esos niños son descendientes de gente que ha muerto en ese lugar”.

“¿Es lógico que Lionel Messi, el héroe mundial del fútbol en la actualidad, vaya a jugar en un estadio construido sobre las tumbas de nuestros ancestros?”. Así hace referencia la carta que presentaron los niños palestinos. Instan a Argentina a no jugar dicho amistoso.

Nuevamente la política se mete en el deporte. ¿Qué tiene de beneficioso este partido para la selección argentina 6 días antes de iniciar la Copa Mundial en Rusia? ¿Es solo una cuestión económica o hay otras razones que desconocemos? Lo único claro es la fortuna que recibirá AFA por jugar dicho encuentro.

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.