Inglaterra venció a Suecia por 2 a 0 con dos goles de juego aéreo y se clasificó a las semifinales de la Copa Mundial de Fútbol de la FIFA Rusia 2018. El partido se llevó a cabo en el Samara Arena.

Tiempo de uno solo

Hasta promediar la primera etapa, se observó a ambos equipos con intenciones de mantener su propia disciplina táctica y, si bien Suecia se sintió más cómodo en el traslado de la pelota, fue Inglaterra quien avisó primero con un remate cruzado de Harry Kane desde la medialuna, que se por escasos metros no terminó en gol. Así fue como de a poco los vestidos de rojo comenzaron a imponer las condiciones del juego, luego de relegar a su rival a su propio campo y conseguir profundidad por las bandas. Y no tardaron mucho en capitalizar el poderío impuesto, ya que a los 29′ Harry Maguire se elevó más que nadie en un envío proveniente de un tiro de esquina y cabeceó para quebrar el arco del guardametas Robin Olsen. Una vez conseguida la ventaja, al seleccionado inglés se le hizo más fácil manejar los tiempos del partido, impuso su juego y se apoderó de la tenencia. En el epílogo del primer tiempo pudo haber ampliado dicha ventaja, cuando Raheem Sterling tuvo dos oportunidades que no terminó de definir con destino de red. Y bajo esos términos se fueron al entretiempo, mostrando a un claro dominante y un claro dominado.

Culminar lo planeado

En el segundo periodo Suecia estuvo obligado a cambiar el libreto de la primera parte debido a su necesidad de conseguir el empate y casi lo logra en los primeros minutos de la reanudación del juego, cuando el arquero Jordan Pickford tuvo su primera intervención tras sacarle un gran cabezazo a Marcus Berg. Ante tal situación, su rival apostó a aprovechar los espacios que encontró en ataque para prosperar y casi amplía la ventaja, nuevamente con juego aéreo. Y por esa vía fue que los británicos supieron engrosar el marcador cuando a los 58′ Dele Alli conectó un cabezazo en el segundo palo para vencer la valla de Olsen. Inglaterra consiguió ponerse al frente a través del mismo recurso, el juego aéreo, aspecto en el cual supo hacerse fuerte Suecia a lo largo del certamen, aunque en este partido lo terminó por sufrir en contra.

La reacción de los escandinavos no tardó en llegar y tras una triangulación entre Berg y Viktor Claesson, este último ensayó un remate rasante dentro del área que el arquero Pickford sacó de manera brillante. Diez minutos después, otra vez Berg tuvo una oportunidad para conseguir el descuento, pero Pickford tuvo otra muy buena intervención para sacar su remate de bolea por arriba del travesaño y convertirse en uno de los valores más altos del encuentro. Así fue como la victoria se empezó a forjar y, si bien la diferencia fue algo abultada, siempre existió el mismo protagonista a lo largo del juego. Poco quedó del partido para destacar y así se fueron los últimos instantes del duelo en el que los de Gareth Southgate impusieron los términos desde un primer momento, los consolidaron con los goles y avanzaron a las semifinales, instancia en la cual aguardará al ganador del choque entre Rusia y Croacia para enfrentarlo el próximo miércoles 11 de julio a las 15 horas.

Formaciones e incidencias

Suecia: Robin Olsen; Emil Krafth, Victor Lindelöf, Andreas Granqvist, Ludwig Augustinsson; Viktor Claesson, Sebastian Larsson, Albin Ekdal, Emil Forsberg; Marcus Berg, Ola Toivonen. Director técnico: Janne Andersson.

Inglaterra: Jordan Pickford; Kyle Walker, John Stones, Harry Maguire; Jordan Henderson; Kieran Trippier, Ashley Young, Jesse Lingard, Dele Alli; Raheem Sterling, Harry Kane. Entrenador: Gareth Southgate.

Goles: 29′ Harry Maguire (Inglaterra), 58′ Dele Alli (Inglaterra). Amonestaciones: 87′ Harry Maguire (Inglaterra), 87′ John Guidetti (Suecia), 94′ Sebastian Larsson (Suecia). Árbitro: Bjorn Kuipers (Holanda).

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.