El proyecto de ley por el aborto legal, seguro y gratuito obtuvo media sanción en la Cámara de Diputados de la Nación luego de largas horas de debate.

Se trata de un reclamo que busca hace años ser escuchado por un sector amplio de la sociedad y que por primera vez es parte de la agenda política. El primer paso fueron meses de exposición de las distintas posturas sobre el tema: profesionales de la medicina, artistas, activistas y demás personalidades sumaron su voz para la difusión y concienciación de la necesidad de esta ley.

Por este motivo, el martes 12 en el plenario de diputados se firmó el dictamen que habilitó el siguiente paso, el debate y la votación en la cámara baja. El día miércoles 13 la zona del Congreso amaneció desde muy temprano con conflictos en el tránsito y una plaza partida al medio por un cordón que profesaba una tensión que finalmente no resultó ser tal. A las 11 de la mañana comenzó el esperado debate.

El debate

Se podía prever una sesión de las llamadas maratónicas por haber programados más de cien discursos individuales. Las primeras horas marcaron las exposiciones más fuertes de ambas posturas, a favor y en contra, mientras la Plaza del Congreso se llenaba de pañuelos verdes. La posterior extensión de los discursos se tornó reiterativa y no aportó demasiado más que la necesidad de cada diputada y diputado de pronunciarse y dar a conocer sus opiniones.

Entre las consignas “educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir” y “salvemos las dos vidas” se colaron discursos y nombres que quedarán para la historia.

En el podio de los diputados destacados por lo nefasto de sus discursos está Ivana Bianchi, que pronosticó el tráfico de cerebros e hígados de fetos. Estela Regidor comparó los embarazos de las mujeres con los de “los perritos” a quienes uno no lleva a la veterinaria a abortar sino que regala a los cachorros, y el primer puesto se lo lleva Alfredo Olmedo que pidió un cementerio de embriones. Estos nombres fueron acompañados por discursos de total desinformación respecto de varios puntos de la ley. Si esto es producto de ignorancia o si hay total animosidad, queda en la interpretación de cada uno.

Uno de los cuestionamientos interesantes que surgieron se dio respecto a la representatividad de cada diputado y diputada. Si uno vota bloques, en cierta forma pierde la posibilidad de elegir de forma más aguda a nuestros representantes.

De las calles al Senado

Durante la noche la concentración en la zona norte del Congreso se multiplicó y se produjo una vigilia masiva que comenzó con música y actos en el escenario principal, ubicado a metros de la plaza, y ramificado hacia varias cuadras a la redonda. Mucha gente se organizó para pasar la noche cerca de la multitud en la calle y no perderse nada del histórico evento.

Asimismo, la vigilia no solo se dio en las calles del Congreso, además hubo una alta actividad en redes sociales que no se interrumpió en lo que se extendió el debate mismo, marcando una presencia aún más masiva y, en cierta forma, simbólica.

Luego de 22 horas y con 129 votos a favor y 125 en contra, la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo, el evento histórico fue celebrado por miles de mujeres y acompañado por otros miles de hombres en un grito eufórico. Ahora espera la Cámara del Senado donde también se augura una dura batalla ideológica.

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.