Álex de la Iglesia, el director de reconocidas películas como “El día de la Bestia” (1995) y “El Bar” (2017) estrena su último trabajo, “Perfectos Desconocidos”, una de las películas más taquilleras de la historia del cine español.

En una noche de Luna roja

En una cena entre cuatro parejas que se conocen de toda la vida se propone un juego: ¿qué pasaría si dejasen los celulares encima de la mesa, al alcance de todos? Llamadas, WhatsApp, notificaciones de Instagram, Facebook… ¿un juego inocente o una propuesta peligrosa?

Pese a la existencia de una obra Italiana con el mismo nombre, se habla de versión y no de remake porque la segunda obra no está basada en la primera, fueron más bien casi simultáneas. Con un material de base en común pero, según el equipo de la versión española, no vieron la versión italiana hasta que ellos terminaron de crear su propia película.

Del detonante sencillo al descontrol total

Álex de la Iglesia tiene marca autoral. Es innegable que tiene un estilo y que se impone como un sello personal que le pertenece. Esta película se da el lujo de transitar varios registros de comedia, desde lo sencillo hasta lo más oscuro o surrealista, pasando por destellos de drama y sensibilidad con progresión hacia el desenfreno total y hasta violento.

El director es reconocido por entender cada una de esta cantidad de elementos y por su talento para orquestar todos en una misma obra con un ritmo que no decae en ningún momento.

La escalada de lo sencillo hacia el desastre descontrolado es lo esperado por quienes conocen su filmografía, pero que no dejarán de sorprenderse en el cómo sucederá esta vez, y que ya hasta se ansía ver la misma fórmula porque el director aún no la agota, siempre sorprende.

Su humor ácido y oscuro se disfraza de grosero pero es inteligente y hasta elegante. Con enormes actuaciones de estrellas como Belén Rueda, Eduard Fernández, Ernesto Alterio, Juana Acosta, Eduardo Noriega, Dafne Fernández y Pepón Nieto.

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.