Con el objetivo de terminar con la «fractura, inequidad y redundancia» que presenta el actual sistema de salud, el Gobierno Nacional anunció que la implementación de la «Cobertura Universal de Salud» beneficiará a 15 millones de personas y se entregará a cada paciente del sistema público una credencial, ficha médica, historia clínica, descuento en los medicamentos y el «acceso a los servicios de calidad que necesitan».

Desde la administración macrista informaron que «se invierte un presupuesto importante en salud, y todos los argentinos compartimos que es una prioridad de la inversión del Estado, pero no hay un foco real en los que más lo necesitan ni en premiar los mejores tratamientos o técnicas. Hoy estamos dando los primeros pasos para ordenar y hacer más integrado, equitativo y eficiente este sistema».

En un acto realizado en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno, el Jefe de Estado expresó que «el tema es central porque es fundamental en la vida de las personas, sean argentinos o habitantes de otras partes del mundo, pero acá estamos para resolver el tema de los argentinos, y para eso estamos comprometidos definitivamente para mejorar nuestro sistema de salud».

Además, Mauricio Macri añadió que «Argentina no tiene un problema de carencia de recursos humanos en el sector de la salud, y tampoco en muchos casos de equipamiento, pero sí tenemos un severo problema de organización que podríamos llamar inequitativo, fracturado y que no dialoga entre los tres sectores principales: sistema público, obras sociales y prepagas». Por otra parte, el mandatario se refirió al tema de los hospitales públicos que atienden a beneficiarios de obras sociales sin cobrar por sus servicios. Al respecto, aseguró que «a partir de ahora las prestaciones que los hospitales públicos den a beneficiarios de obras sociales se van a pagar, después de un período de adaptación, en menos de 30 días».

Asimismo, el ministro de Salud, Jorge Daniel Lemus, indicó que «la Cobertura Universal forma parte de las 12 estrategias en salud que tenemos en el Plan Nacional y va a permitir una relación de vasos comunicantes entre los subsectores de la salud argentina que, como dijo el Presidente, están muy fracturados».

«Este sistema tratará de dar cobertura a aquellos que no tienen cobertura en salud y que sea integral, no ir a una hospital y atenderse, sino poder estar nominalizado, tener una tarjeta, una historia clínica única. Y todo eso va a permitir la medicina preventiva y la promoción y protección de la salud, que no estaba prevista para esta población vulnerable», resumió el Ministro. Cabe mencionar que todas esta medidas serán complementadas con un proyecto de ley que ya está en el Congreso para ser debatido, que propone la creación de la Agencia Nacional de Evaluación de Tecnologías para estudiar los medicamentos, productos, técnicas y procedimientos del sector.

Además de «fortalecer el sistema de salud pública», Macri anunció que también se hará lo mismo con las obras sociales, a partir de una reparación de una deuda histórica con los gremios. Para eso se les hará entrega de 2.704 millones de pesos que el Estado les debe a las obras sociales sindicales por los tratamientos médicos de alto costo que debe solventar el sector público y que ya fueron brindados.

Para saldar la deuda el proyecto prevé un «fondo de casi 30.000 millones de pesos acumulado desde hace años en el Banco Nación, sin repartirse entre las obras sociales que debían recibirlo», informó la Secretaría de Comunicación Pública. Este monto será destinado de la siguiente manera: 8.000 para los hospitales públicos; 2.704 para el pago de la deuda a las obras sociales sindicales; 4.500 para el Fondo de Emergencia y Asistencia a las obras sociales para circunstancias extraordinarias como epidemias, campañas y la construcción de centros de salud. Los 14.000 millones restantes serán colocados en bonos del Tesoro Nacional, cuyos intereses serán integrados al Fondo Solidario de Redistribución (FSR), que recibe el 15% de los aportes a las obras sociales para la atención de empleados con bajos ingresos o tratamientos de alta complejidad, entre otras responsabilidades.

En lugar de ser pagado por la obras sociales y luego recibir el reintegro del Ministerio de Salud (con las consecuentes demoras y gastos administrativos), el Ministerio de Salud creará un programa llamado «Integración», para pagar directamente a través del FSR las prestaciones médicas de las personas con discapacidad, liberando a las obras sociales y simplificando el trámite. También se buscará adecuar la forma en que se divide el dinero del FSR. Se apunta a hacerlo más equitativo con los afiliados de las obras sociales que tienen un menor salario promedio.

La Agencia Nacional de Evaluación de Tecnologías de Salud

El Gobierno envió al Congreso un proyecto para crear una agencia que estudie los medicamentos, productos, técnicas y procedimientos adecuados para atender cada enfermedad, con el objetivo de bajar costos y evitar sobreprecios. También será responsable de establecer las técnicas sanitarias que tendrán carácter vinculante con la Justicia, lo que va a ayudar a bajar la judicialización del sistema.

Entre los presentes al acto se encontraban los ministros del gabinete, representantes de gremios industriales y de servicios como Gerónimo Venegas (UATRE), Gerardo Martínez (UOCRA), José Luis Lingieri (Obras Sanitarias) y Andrés Rodríguez (Estatales), entre otros.

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.